avatar

Análisis 'Hotline Miami 2: Wrong Number', juegazo indie
ANÁLISIS

Análisis 'Hotline Miami 2: Wrong Number', juegazo indie

Por Gonzalo Benítez-Dávila
PC
Categoría: Analisis
18 de Marzo 2015 | 09:50

Hay veces en que añadir elementos sobre una fórmula que funciona con una perfección digna de un reloj suizo solo consigue estropearla. Hay otras ocasiones en que los añadidos hacen que el resultado mejore exponencialmente. 'Hotline Miami 2: Wrong Number', el juego que hoy nos ocupa, pertenece a este segundo grupo.

La criatura que empezó como una curiosidad desarrollada desde cero con Gamemaker ha alcanzado la edad adulta en su segunda entrega, añadiendo 'Hotline Miami 2: Wrong Numer' una mayor complejidad argumental, una banda sonora para el recuerdo y suficientes novedades en el gameplay como para mantenernos absortos frente a la pantalla durante semanas.

Asesinatos y máscaras

Uno de los principales elementos que hay que destacar del título son las máscaras. Estas no solo sirven para que el personaje que controlemos oculte su cara mientras comete fechorías, puesto que todas y cada una de ellas nos otorgan nuevos poderes y habilidades para afrontar los niveles. La estrategia será fundamental para poder completar los objetivos que se nos proponen y elegir la máscara errónea puede complicarnos la existencia innecesariamente.

'Hotline Miami 2: Wrong Number'

Si en el primer 'Hotline Miami' Jacket, el protagonista, contaba con un amplísimo abanico de caretas a su disposición, los personajes controlables de la nueva entrega cuantan con un arsenal de máscaras más compacto. La variedad de disfraces a nuestra disposición se ha reducido, obligandonos a usar todas las máscaras y eliminando aquellas que estaban "de relleno" en el título original.

Si en primer 'Hotline' teníamos caretas que invertían los controles, añadían más sangre o parodiaban a Phil Fish (el creador de 'Fez'), en la segunda parte estas han desaparecido, haciendo hueco para otras incorporaciones más interesantes y que, posiblemente, usaremos más.

La primera careta que usaremos al empezar la aventura da buena cuenta de ello. El poder que nos otorga este disfraz de cebra nos permite esquivar las balas enemigas mientras damos volteretas por los suelos. Esta técnica de "croqueteo" será especialmente efectiva para lanzarnos a un ataque frontal contra nuestros adversarios e ir hilando muerte tras muerte para conseguir los combos más altos. Un tipo de combate que, como fan declarado del primer juego, jamás habría pensado ver en un 'Hotline Miami'.

'Hotline Miami 2: Wrong Number'

Los niveles han ganado claramente en densidad. Son más amplios, cuentan con más enemigos, más armas, más detalles y, sobre todo, nos permiten hacer combos mucho más amplios. Hay quien dice que 'Hotline Miami 2' es mucho más difícil que la primera entrega, pero yo no las tengo todas conmigo. Tener más adversarios en pantalla no siempre complica las cosas y con un poco de cabeza fría el cambio más reseñable que veremos es como las cifras de nuestros combos son mucho más altas que las que veíamos en el original. Devolver ha tomado las bases jugables de su primer pelotazo para construir sobre ello, sin dormirse en los laureles y sacando un refrito del título original con alguna pequeña novedad.

50 blessings

La historia de 'Wrong Number' se hace complicada de seguir si no conocemos los acontecimientos que se pudieron ver en la primera entrega. La trama de este segundo título de la saga entrelaza las vivencias de varios personajes y se van alternando diversos hechos que suceden tanto antes como después de lo visto en 'Hotline Miami 1'. Las razones ocultas tras los crímenes que comentemos, las motivaciones de 50 blessings o la vida de Jacket son algunos de los conceptos que se exploran en la nueva obra de Dennaton.

'Hotline Miami 2: Wrong Number'

Todo esto nos es contado de la mano de un buen puñado de curiosos individuos entre los que encontramos un soldado inmerso en cruentas batallas o un detective que ampara sus matanzas bajo la protección que le otorga su placa policial.

Por otro lado tenemos a unos cuatro fans que replican las carnicerías cometidas gracias al anonimato de las caretas de animales y a un escritor que investiga la historia de Jacket. Este personaje resulta realmente interesante puesto que evita la violencia directa y siente un profundo rechazo ante la idea de segar un vida pero, en el medio de la acción, puede ver inmerso en un arrebato de furia que descarga contra los enemigos indefensos en el suelo. Dan igual las razones, todos aquí están sumidos en pozo de locura con una insana sed de sangre.

El desenlace deja las cosas un poco en el aire y, me da en la nariz, que por mucho que los desarrolladores los hayan negado una y otra vez, veremos un 'Hotline Miami 3' en un futuro. Los agujeros en la trama siguen estando presentes y, por mucho que se pretenda que los fans vayan formulando teorias y buscando explicaciones, crean el cliffhanger excusa perfecto para justificar la existencia de una tercera entrega.

Algunos de los saltos temporales se producen sin previo aviso, como si fuera el rebobinar de una vieja cinta de VHS y conformando el enésimo añadido ochentero a la estética del juego. La banda sonora de reminiscencias disco nos ayuda a transportarnos a la época del juego pese a estar formada por multitud de artistas actuales. Perturbator o Carpenter Brut son algunos de los artistas que ceden sus canciones al juego, que las une a los diferentes niveles con maestría. Algunos temas son incluso demasiado pegadizos y no debería extrañar a nadie que más de uno termine escuchando la banda sonora en el móvil en sus ratos libres.

'Hotline Miami 2: Wrong Number'

Por último, los desarrolladores han prometido que el juego incluirá en una futura actualización un editor de niveles que permitiría a todos poder crear nuestras propias fases. Todavía no está muy claro el funcionamiento de este sistema o si podremos compartir nuestras creaciones con la comunidad, pero está claro que el añadido de esta función puede añadir incontables horas de duración a un juego que ya es bastante largo de por sí. Completar la historia nos puede llevar cerca de 12-15 horas, pero recolectar todos los coleccionables y conseguir la máxima nota en cada escenario puede hacer que este juego permanezca en nuestros discos duros durante una buena temporada.

Conclusiones

La segunda parte de la saga creada por Dennaton Games consigue lo que habría parecido difícil para cualquier fan de la primera entrega: hacer que el "más y mejor" funcione sin perder la esencia, construyendo un juego indie con un empaque que ya quisieran para sí muchos AAA de presupuestos estratosféricos. Si la primera parte no consiguió engancharte, quizás 'Hotline Miami 2' siga sin ser tu juego, pero si te gustó el título original no deberías dudar ni un instante: vas a disfrutar como un enano con 'Wrong Number'.

8,5

Lo mejor:

Trama adulta y compleja - Música para el recuerdo - Acción sin freno

Lo peor:

Complicado de seguir para quienes no hayan jugado al primero - Es un juego exigente, que no difícil - Se hecha en falta alguna máscara extra

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.