avatar

Análisis de 'Harvest Moon: Un Mundo Único' para Nintendo Switch, una mala cosecha
GRANJA PORTÁTIL

Análisis de 'Harvest Moon: Un Mundo Único' para Nintendo Switch, una mala cosecha

Por Sandra García
PS4 SWITCH
Categoría: Analisis
15 de Marzo 2021 | 17:00

Ya han pasado varios años desde que Natsume y Marvelous decidieron tomar caminos distintos y marcar así un antes y un después en la vida de 'Harvest Moon'. A modo de resumen, Marvelous han sido los encargados del desarrollo y distribución del título en Japón, mientras que Natsume le dió el nombre por el que lo conocemos hoy en día, localizando y distribuyendo los juegos en occidente. Después de esa separación, Marvelous se ocupó de todas las gestiones en todo el mundo mientras que Natsume se quedó con el famoso nombre de la saga, pero sin ningún título que mostrar más que un popular nombre como carta de presentación.

Fue en ese momento cuando Natsume decidió embarcarse en una dura aventura en solitario y hacer sus propias historias de granjas. Su primer lanzamiento oficial sin el respaldo de Marvelous fue para Nintendo 3DS y tuvo un éxito muy modesto, el cambio en la forma de desarrollar no gustó a muchos y por eso les pasó factura, pero no tiraron la toalla en ningún momento. Hoy, vuelven a intentar mantener en lo más alto esta querida saga con 'Harvest Moon: Un Mundo Único'.

Reformulando la historia

Los juegos de simulación de granja de ambas compañías suelen tener en común siempre la misma historia donde el protagonista acude a la vieja granja de su abuelo desde la gran ciudad y se encarga de sus cuidados. Cierto es que en este tipo de títulos los motivos de por que estamos ahí no suelen ser muy importantes pero repetir una y otra vez el mismo inicio después de tantos años acaba resultando pesado. En esta ocasión dejamos de lado eso y Natsume apuesta por una presentación diferente, un mundo donde la gente ya no sabe como cultivar y todo lo que conoce de él es a través de un libro que tenemos en nuestro poder. Y sí, somos los únicos que tenemos ese don para las plantas y los animales, por ello tendremos que devolver al mundo lo que ha perdido.

Harvest Moon: Un Mundo Único

Es un inicio prometedor donde los hay; pero os adelanto que la emoción inicial dura poco. Al inicio vivimos con nuestra madre y tenemos como vecina a un curioso personaje, Doc. Es él quien nos sugiere que vayamos a explorar el mundo dejando nuestro hogar para descubrir todos los cultivos y animales que en él habitan y devolver así el poder a la región. Sí, un juego de granjas donde tenemos que explorar el mundo pero... ¿cómo? Con la granja a cuestas, literalmente. Este giro de guion es de lo más curioso pero a la vez me provoca sentimientos encontrados, ¿una granja portátil funciona? No tenemos un lugar donde asentarnos por completo y crear un huerto y un hogar a nuestro gusto, ya que la historia nos hace movernos de forma constante entre diferentes regiones, cada una con unas condiciones diferentes. Por otro lado, las estaciones, tan importantes en este tipo de juegos, pasan desapercibidas. Ya sea invierno o verano, podemos cultivar cualquier cosa, el factor más importante es la zona, algo que carece de sentido si mantenemos el cambio de estación.

Pero eso no queda ahí, tampoco nos ponen fácil el tener una relación constante con los habitantes del mundo entre los que encontramos por el momento cinco solteros y cinco solteras. Importante diferenciar entre hombre y mujer, por que en esta ocasión no nos podemos casar con personajes de nuestro mismo sexo en pleno 2021. Igual va siendo momento de cambiar eso como el resto de juegos de este género que hace tiempo que dieron el paso. Además de ellos y quitando algún personaje más que tiene cierta importancia en la historia, la mayoría de habitantes no tienen ni nombre propio, tan solo un nombre genérico.

Harvest Moon: Un Mundo Único

Un granjero explorador

Dejando de lado la historia que, aunque apunta en una buena dirección se acaba quedando algo corta y a falta de pulir algunos detalles, pasamos a la vida en la granja. Como nadie sabe cultivar, tampoco podemos encontrar semillas en las tiendas de cada uno de los pueblos de primeras, tan solo repartidas por el mapa de la mano de los conocidos duendes. Al principio es algo gracioso y entrañable pero después de varias horas de juego tener que dar vueltas por todo el mapa para encontrar un solo paquete de semillas te dan ganas de dejar la vida de granjero y volver a casa de mamá. Bien, quizá no tanto pero es algo que pesa con el paso de las horas. Además de eso, ya podéis apuntar, hay cientos de tiempos de semillas, se acabó eso de tomates, lechugas y patatas, ahora tenemos unas cuantas variedades de cada una. Algo excesivo quizá, pero la parte positiva es que en el mapa podemos localizar la zona de cada una de ellas.

Las tareas diarias en la granja son las mismas de siempre. Desde conseguir minerales hasta cuidar los cultivos o alimentar a los animales. Al empezar ya tenemos un rancho donde podemos tener tres animales grandes y cinco pequeños. Lo más interesante es que ya no solo hay caballos, vacas u ovejas, ahora podemos adoptar a los animales salvajes. No nos dan nada nuevo, pero es algo que ahí está. También han incorporado algunos animales de lo más curiosos pero eso solo está incluido en los DLC de pago junto con un nivel adicional en nuestras herramientas para mayor comodidad.

Harvest Moon: Un Mundo Único

Otra de las cosas que hacer en la granja y que no hemos visto tan a menudo es la de completar peticiones de los habitantes. Gracias a ello nos insta un poco más a socializar con ellos pese a vivir en puntos opuestos del mundo, pero de aquí surge un nuevo problema, y es que son siempre las mismas tareas. Cada personaje que habitualmente nos hace peticiones tiene una lista de entre dos y cuatro tareas como mucho que se repiten en bucle dejando poco lugar para la sorpresa.

A medio cocinar

El juego incluye algunas cosas nuevas y pueden haber estado más o menos acertados en ellas, pero lo que es verdad es que tiene una gran lista de fallos y puntos negativos. El primero de ellos es que, después de una semana de su lanzamiento el juego sigue sin funcionar correctamente. Los escenarios tiene partes que no cargan, se quedan en negro, los personajes aparecen o desaparecen por arte de magia y el juego decide cerrarse solo de vez en cuando. Tres aspectos muy importantes y que se repiten de forma constante, es especial los dos primeros y es algo muy molesto.

Harvest Moon: Un Mundo Único

En cuanto a los gráficos, no tienen nada de especial. Texturas que no sorprenden (al menos para bien) y todo muy simplificado. Casas clónicas, tanto por dentro como por fuera, los caminos están llenos de hierba a modo de decoración que parece colocada de forma aleatoria y de forma un tanto extraña. De igual manera que las partes del mapa inaccesibles y las del propio camino son exactamente iguales lo que también hace que el escenario se vea muy plano y falto de vida. Cada región tiene una ambientación diferente pero quedan zonas muy vacías, un mapa muy desaprovechado.

¿Un nuevo intento fallido?

A pesar de los esfuerzos de la compañía por revivir de la mejor manera posible la querida saga 'Harvest Moon', nos encontramos con un nuevo intento fallido de darle un poco de vida. Han intentado hacer algo distinto a lo habitual con una historia prometedora y diferente que recuerda a otras famosas sagas pero no han logrado definirlo. Hacer una mezcla entre juego de granja y aventura al estilo 'Pokémon' o con un inicio similar a 'Dragon Quest Builders' parecía un gran comienzo pero nada más lejos de la realidad. Eso sí, las diferentes localizaciones le dan un aspecto muy distinto y se agradece que rompan con la monotonía de estos juegos haciéndonos viajar y viendo regiones totalmente nuevas. Como dicen, quien no arriesga, no gana, pero el precio es muy alto.

Los importantes fallos técnicos —las caídas de framerate son constantes—, el mundo vacío, los personajes poco cuidados hacen que, una vez más, se demuestre que aún tienen mucho por mejorar. Más allá de sus personajes, su capacidad de personalización es escasa. Son muchos los puntos que se quedan a medio hacer, cosas que carecen de sentido o de falta de ganas. Eliminar parte de la funcionalidad de las estaciones o incluir un sin fin de semillas no era tan necesario como mejorar otros aspectos. Que hayan creado esa historia más elaborada y diferente que de costumbre, no consiguen salvar una entrega marcada por los fallos y el poco cariño que se ve en el resultado. Ojalá puedan mejorar todos esos puntos y consigan mejorar en el futuro.

4,5

Lo mejor:

- Una historia prometedora y diferente

- Explorar el mundo con una granja portátil

Lo peor:

- Fallos técnicos muy importantes

- No hay matrimonio entre personajes del mismo sexo

- Demasiadas semillas y sistema de recolección tedioso

- Poca personalización de habitantes y edificios

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.