avatar

Análisis de 'Genesis Alpha One' para PS4, buscando un nuevo hogar
REVIEW

Análisis de 'Genesis Alpha One' para PS4, buscando un nuevo hogar

Por Roberto Pineda
PS4
Categoría: Analisis
29 de Enero 2019 | 12:00

Después de un desarrollo relativamente problemático que ha ocasionado un ligero retraso, la original propuesta de Radiation Blue ya se encuentra entre nosotros: 'Genesis Alpha One' llega a PC, PlayStation 4 —la versión que hemos empleado para este análisis— y Xbox One. Una aventura de ciencia ficción que une mecánicas de gestión con altas dosis de acción, que llega con la intención de conquistar a cualquier amante de la temática espacial. En Zonared hemos sobrevivido muchos días en el espacio exterior y os contamos cómo lo hemos vivido.

Genesis Alpha One

Heredando el testigo del capitán

Ponerse en la piel de alguien que debe encontrar un planeta habitable para la humanidad no es tarea fácil. Especialmente si además está obligado a comandar a toda una tripulación y velar por la seguridad de la misión durante día y noche, encargándose de todos y cada uno de los elementos que componen una nave espacial. Desde estudiar la ubicación ideal para construir una refinería, hasta decidir el tipo de plantas que debemos conservar en el invernadero, pasando por elegir concienzudamente los roles de cada miembro del equipo. En principio, las diversas tareas que 'Genesis Alpha One' pone en manos del jugador pueden resultar abrumadoras pero, sorprendentemente, la manera en la que el juego nos permite llevarlas a cabo hacen que estar atentos a todo y no dejar un cabo suelto sea relativamente sencillo. Todo un acierto de cara a captar la atención de todos aquellos que, por alguna razón, no terminan de atreverse a meterse de lleno en los títulos de gestión.

A pesar de que la construcción de la nave —extremadamente simple, todo sea dicho— se sucede mediante un menú que nos muestra lo que podríamos definir como un mapa, hay que decir que todas las mecánicas de gestión se llevan a cabo gracias a las distintas terminales que encontramos a lo largo y ancho de la misma. Jugamos en primera persona y, además de controlar todo lo que sucede personándonos en cada estancia, disponemos de una tablet que nos muestra datos de todo lo que sucede a nuestro alrededor: aumento de la toxicidad en el aire, alertas de nuevas misiones e incluso una posible invasión extraterrestre. Tal y como decimos en el párrafo anterior, Radiaton Blue ha hecho hincapié en que seamos capaces de investigar y ejecutar un sinfín de elementos, sin renunciar a ofrecernos una experiencia ligera y que en ningún momento se hace engorrosa.

Por poneros un ejemplo de las posibilidades que el título nos ofrece, durante nuestra partida, al regresar de una expedición en busca de recursos, un tripulante comenzó a sentirse mal. Poco después se confirmó que estaba sufriendo una enfermedad de origen desconocido y que podría estar a punto de contagiar a los demás miembros del equipo. Nuestro escáner nos avisó de lo que estaba sucediendo y solo había dos opciones: trabajar a contrarreloj tratando de desarrollar un fármaco o tomar una difícil decisión... Esto es solo una muestra de que cada partida supone una experiencia diferente que nos obliga a permanecer atentos a todo lo que nos rodea y, teniendo en cuenta el cargo que nos ocupa, a tomar decisiones.

Genesis Alpha One

Explorando tierra firme

No nos engañemos; a pesar de que construir, conservar y mejorar una nave espacial es uno de los alicientes del juego, no conviene olvidar que 'Genesis Alpha One' trae consigo altas dosis de acción, y aquí es donde el título comienza a mostrar su lado más oscuro. A menudo nos vemos en la obligación de aterrizar en los planetas situados dentro de la galaxia que ocupamos, con la intención de recolectar materiales, componentes e incluso ADN de las especies que lo habitan para, posteriormente, estudiar la manera en la que podemos sacar provecho (especialmente para crear nuevas armas o clonar tripulantes no necesariamente humanos). En principio, la idea de pisar tierra firme, armados hasta los dientes y dispuestos a enfrentarnos a hordas de extraterrestres resulta muy atractiva pero, lamentablemente, en cuanto la acción toma protagonismo el juego queda en evidencia.

Para empezar, el combate no es demasiado gratificante y la inteligencia artificial enemiga tampoco ayuda. No han sido pocas las veces que un grupo de enemigos parece no ser capaz de coordinarse, llegando incluso a molestarse entre ellos a la hora de atacarnos debido a su curiosa obsesión por colocarse prácticamente pegados entre sí. Asimismo, los oponentes menores como arácnidos y otras criaturas que parecen sacadas de 'Starship Troopers' tienden a abalanzarse sobre nosotros, algo que no sería un problema si no fuera por el más que cuestionable sistema de apuntados, así como por la problemática caja de impactos del juego. A los mandos, estamos ante un título en el que cuando toca disparar se siente como un producto anticuado, y no nos referimos a esas grandes obras del género que nos maravillaron durante la década de los 90, precisamente. Al final, luchar es un trámite necesario y, muy a nuestro pesar, apenas tarda un par de horas en convertirse en algo más engorroso que divertido.

Genesis Alpha One

Grandes ideas con luces y sombras

'Genesis Alpha One' es un título muy interesante gracias a su atractiva premisa. Gestionar nuestra propia nave espacial mientras velamos por la seguridad no solo de la misma, sino de nuestra fiel tripulación, sin olvidar aspectos como encontrar, almacenar y destinar recursos en base a nuestras necesidades dotan al juego de un componente estratégico en tiempo real ideal para aquellos que no tengan problema en ponerse a los mandos de algo relativamente complejo, pero a la vez directo y sencillo. Una propuesta muy sincera que apenas necesita quince minutos para ofrecernos un amplio abanico de posibilidades sin obligarnos a comernos demasiado la cabeza.

Lamentablemente, no es oro todo lo que reluce y, con el paso de las horas, las cuestionables decisiones en lo que a la acción se refiere, así como la monotonía estética que la dirección de arte nos ofrece en cuanto a diversidad de entornos hacen que la experiencia termine viéndose lastrada, dando lugar a un conjunto cargado de buenas ideas, pero con un peligroso Talón de Aquiles llamado irregularidad. En cualquier caso, el título a cargo de Radiation Blue se antoja muy interesante para cualquier amante de la ciencia ficción debido a su original conjunto.

7,0

Lo mejor:

- Mecánicas de gestión muy intuitivas

- Directo y sincero con su propuesta

- Las posibilidades de personalización

Lo peor:

- La acción, demasiado sencilla y poco gratificante

- Escasa variedad de enemigos

- La dirección de arte no está demasiado inspirada

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.