avatar

Análisis de 'F1 2018' para PS4, regresa el espectáculo del 'Gran Circo'
REVIEW

Análisis de 'F1 2018' para PS4, regresa el espectáculo del 'Gran Circo'

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
17 de Agosto 2018 | 10:00

Una temporada más, Codemasters no falla a su cita con los aficionados al mundo de la Fórmula 1, ofreciéndonos la posibilidad de disfrutar desde dentro de este apasionante y frenético deporte gracias a 'F1 2018'. El videojuego llegará a las tiendas el próximo viernes 24 de agosto para Xbox One, PlayStation 4 y PC, contando con todas las novedades que hemos podido ver en los circuitos desde el pasado mes de marzo (cuando arrancó el campeonato en Australia) como la presencia del halo en los monoplazas. Así que, si estáis interesados en descubrir lo que ofrece 'F1 2018', así como nuestras sensaciones al volante, acompañadnos a lo largo de este análisis.

Análisis de F1 2018 5

Pasión por la velocidad

No hay duda de que el gran atractivo de 'F1 2018', respecto a cualquier otro título de conducción que hay en el mercado, es hacer uso de la licencia oficial del Mundial de Fórmula 1, algo que se refleja en la posibilidad de disfrutar del campeonato de esta temporada con todas y cada una de las escuderías que forman parte de 'El Gran Circo', desde conjuntos míticos como Ferrari y Mclaren, hasta la última en incorporarse al campeonato, Haas. Pero dentro del modo Campeonato se esconden muchas más posibilidades, desde competir todos con el mismo monoplaza, hasta competir en carreras al sprint o en carreras dobles, donde cada fin de semana se realizan dos carreras y la segunda de ellas es con el orden de parrilla inverso a la primera prueba.

Análisis de F1 2018 3

Nuevamente, los monoplazas clásicos vuelven a jugar un papel dentro de 'F1 2018'. A nuestra disposición tendremos algunos de los grandes coches que escribieron su nombre con letras de oro en la historia de esta competición a finales del siglo XX y a principios del XXI. Por ejemplo, podremos pilotar el Ferrari 312 T2 de Niki Lauda, o el Ranault R26 con el que Fernando Alonso logró su segundo campeonato del mundo. Todos estos vehículos estarán disponibles para campeonatos especiales (como hemos comentado antes), así como para realizar eventos, los cuales nos pondrán retos como recorrer una distancia determinada con un margen de tiempo concreto, realizar un número concreto de adelantamientos, etcétera.

El multijugador también busca ir un paso más allá en el campo competitivo. La FIA apuesta por su propia competición, y eso se refleja en un modo de juego que tendrá un control mucho mayor sobre los pilotos. A medida que competimos con otros jugadores, contamos con una licencia que reflejará nuestra habilidad al volante, y otros elementos como la deportividad. Todo ello para facilitar un sistema de matchmaking capaz de relacionarte con pilotos de una condición similar a la tuya. Además, se ha incorporado un evento en línea donde descargamos una situación concreta de carrera (un circuito, condiciones meteorológicas, una posición que debemos alcanzar, un número de vueltas concreto...) y en función de nuestra habilidad, las ayudas de control que utilicemos, conseguiremos una puntuación que pasará a formar parte de un ránking global.

Forja tu propia leyenda

Pese a todo lo que hemos comentado, el modo Carrera es el que conseguirá tenernos más horas pegados al mando. Se trata de una modalidad que no se centra solo en lo que pasa sobre la pista, obviamente este sigue siendo el elemento clave de todo lo demás, pero nuestra aventura comienza creando a nuestro propio piloto y firmando nuestro primer contrato con una escudería. Lo que ocurre el domingo sobre el asfalto es la guinda del pastel, antes debemos trabajar duro en los entrenamientos libres para conseguir puntos de mejora que nos ayuden a desarrollar nuestro coche. Estos puntos también los obtendremos al cumplir los objetivos que nos va marcando nuestro equipo, al salir airosos de los duelos con nuestro compañero de boxes (así como con el rival que escojamos) y, por supuesto, al realizar la ronda de clasificación y la carrera. El no competir en alguna de las sesiones oficiales hará que ese día no consigamos estos puntos de experiencia.

Análisis de F1 2018 4

Por primera vez en el padock aparecerán periodistas, los cuales nos harán preguntas al final de las distintas sesiones que irán perfilando las rivalidades de nuestro piloto, si seremos una persona respetuosa y deportiva, o no, la imagen que tendrá nuestro equipo (y el resto de las escuderías), y también podremos subir la moral de los distintos departamentos de nuestra fábrica. Esto último puede parecer una tontería, pero es un elemento clave, ya que nos permitirá obtener descuentos a la hora de fabricar nuevos componentes. Precisamente, esa sección de I+D también se ha visto ampliada, ahora hay muchas más opciones para desarrollar piezas y mejorar nuestro monoplaza en cuatro secciones distintas: motor, chasis, aerodinámica y durabilidad. Eso sí, en ocasiones las piezas no superarán las pruebas de la FIA y deberemos invertir más en su desarrollo, incluso puede haber cambios de normativa que nos hagan retroceder en el desarrollo del coche. Esto me lleva directamente al último apartado clave, nuestro contrato. Si nuestros resultados en carrera son óptimos, aumentaremos nuestro caché y eso nos permitirá negociar (a lo largo de la temporada) nuevos contratos, e incluso un cambio de escudería. ¿Por qué es esto importante? Porque en las negociaciones podemos hacer peticiones que afecten al tiempo de desarrollo de los nuevos componentes, generar más puntos de desarrollo o realizar paradas en boxes más rápidas.

Respeto por el detalle

Los videojuegos basados en un deporte concreto tratan de recrear lo más fidedignamente posible esa disciplina deportiva, algo que también busca Codemasters con 'F1 2018', logrando unos resultados sensacionales en algunos aspectos, junto a otros que pueden, y deben, seguir mejorando con el paso de las entregas. Por ejemplo, este año recuperamos los momentos de celebración sobre el podio de los mejores pilotos de cada Gran Premio (aunque estas se hacen repetitivas después de verlas unas pocas veces), los modelados de los pilotos, ingeniero, mecánicos y demás han mejorado respecto a entregas anteriores, aunque todavía están lejos de los grandes títulos de esta generación, así como del nivel de detalle que tienen los coches. Entre los circuitos también encontramos diferencias palpables, con acabados más pobres como en Bahréin, donde la arena del desierto no luce al nivel de zonas más verdes como las que vemos en el circuito de Austria.

En lo que respecta al apartado sonoro, el rugir de los propulsores Mercedes, Ferrari, Renault y Honda se mezcla con las voces de nuestro ingeniero de pista, los comentaristas o los periodistas que cubren el campeonato. Lo cierto es que en cualquiera de estos casos nos encontramos con voces que parecen metidas con calzador, descuadradas de la imagen (en caso de los reporteros), con un tono y un volumen que no trasmite de manera adecuada los acontecimientos que vivimos. De hecho, en el caso de los comentaristas estos se limitan a un breve comentario al inicio y al final de un entrenamiento o una carrera.

Análisis de F1 2018 2

Todo lo que ocurre en la pista es un auténtico espectáculo, y la recreación que la desarrolladora británica ha hecho de todos y cada uno de los monoplazas de las distintas escuderías es un auténtico espectáculo. Se trata de modelados que respetan hasta el más mínimo detalle de sus homónimos reales, no faltará un flap en el alerón delantero, ni el vinilo de un patrocinador, ni nada de nada. Eso sí, en los monoplazas clásicos veremos detalles que no acaban de encajarnos, ya que patrocinios clásicos de este deporte relacionados con el tabaco o alcohol no estarán presentes. De hecho, cuenta con un modo foto bastante interesante que os permitirá capturar momentos mágicos, o trágicos, de vuestras carreras: un adelantamiento imposible, un accidente que trunco vuestras opciones de subir al podio... A la hora de capturar una imagen, este modo nos permite jugar con el ángulo, la cámara, la iluminación, la tonalidad, la hora del día y múltiples opciones más, todas ellas para permitirnos conseguir la instantánea perfecta.

Jugablemente también es fácil apreciar un nuevo pero decidido paso adelante. Comenzando por correr a 60 fotogramas por segundo (en los modelos premium de consola), lo cual ofrece una experiencia mucho más fluida que su predecesor, así como un sistema de físicas y colisiones que resulta de lo más llamativo. Independientemente de si vemos flexionarse un alerón de nuestro monoplaza, o cuando destrozamos nuestro coche en una colisión donde multitud de trozos de fibra de carbono saltan por los aires, las imágenes resultan fascinantes e impactantes. Por supuesto, también entran en juego multitud de elementos que condicionaran las carreras: el desgaste de los neumáticos, la durabilidad de los componentes de nuestro vehículo, las condiciones atmosféricas... Todo influye en el rendimiento del coche y eso es algo que notaremos al conducir.

Conclusiones

En definitiva, 'F1 2018' es un videojuego que nos permite vivir desde dentro todo lo que se esconde dentro del Mundial de Fórmula 1, una de las competiciones más importantes del planeta dentro del mundo del motor. Esta afirmación esconde una vertiente positiva y otra negativa, por un lado, la propuesta es lo suficientemente atractiva como para cautivar a todos aquellos jugadores que ya tengan un mínimo interés en 'El Gran Circo', y que busquen una experiencia que les permita acercarse, aunque sea mínimamente, a lo que experimentan los grandes pilotos de la competición como Fernando Alonso, Lewis Hamilton o Sebastian Vettel. Sin embargo, todos aquellos aficionados a los videojuegos que no tengan un interés especial por este deporte pueden encontrarse ante un título cuya propuesta podría ser mucho más redonda.

Personalmente, disfruta año tras año con los juegos de Codemasters y, siendo justos, muy posiblemente nos encontremos ante el mejor juego de Fórmula 1 hasta la fecha. Sin embargo, después de largas sesiones de juego a 'F1 2018' no puede dejar de tener la sensación de que la franquicia se encuentra en un impase. Obviamente, nos encontramos con mejoras en sus modos de juego principales, en la jugabilidad o en el sistema de físicas (por poner algún ejemplo), pero falta ese salto que realmente te trasmita que estas ante algo diferente, algo grande. La realidad es que desde 2015 tengo la sensación de que la desarrolladora, entrega tras entrega, se conforma con dar un pequeño paso adelante.

Análisis de F1 2018 1

¿Es 'F1 2018' un buen juego de Fórmula 1? En este caso la respuesta es contundente sí. ¿Es 'F1 2018' mejor juego que las entregas de temporadas pasadas? La respuesta nuevamente es positiva, sí. No obstante, si me preguntan: ¿Merece la pena el desembolso teniendo el título del año pasado? Aquí ya tendría bastantes dudas, ya que la respuesta dependerá del grado de importancia que cada uno le de a la posibilidad de correr con los nuevos monoplazas, la parrilla actual de pilotos... Además, ahora que sabemos que Alonso no se subirá a un monoplaza de F1 la temporada que viene, puede ser un bonito objeto de coleccionista.

Lo que sí puedo garantizaros es que a poco que os guste este deporte, 'F1 2018' os ofrecerá largas horas de juego recorriendo los 21 circuitos del campeonato de este año al volante de vuestro monoplaza favorito, tanto actual como una de las joyas clásicas incluidas en el videojuego.

8,0

Lo mejor:

-Toda la emoción del Mundial de F1.

-Jugablemente da un paso adelante y es una auténtica delicia.

-El modo Carrera sigue mejorando y ofrece diversión durante horas a los fans.

Lo peor:

-Pocas novedades de peso respecto a años anteriores.

-El modo Carrera y los monoplazas clásicos todavía pueden dar más juego.

-El editor de personajes, los comentaristas y otros aspectos siguen teniendo mucho margen de mejora.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.