avatar

Análisis de 'Dead Cells' para PS4: Un frenesí de movimientos letales
ANÁLISIS

Análisis de 'Dead Cells' para PS4: Un frenesí de movimientos letales

Categoría: Analisis
16 de Agosto 2018 | 21:45

Soy un ferviente seguidor de obras japonesas de estilo shonen. Sí, de estas para adolescentes en la que la acción, las explosiones y el poder de la amistad abundan en cada viñeta. Esto es así porque, quizá, siempre he creído tener un héroe dentro de mi (también podréis encontrar un amigo, como reza la canción de 'Toy Story'), pero muchas veces he soñado en resolver la papeleta en una situación extrema e incluso, por qué no reconocerlo, en darle su merecido a los abusones que he encontrado a lo largo de mi vida. Una de las figuras que representa perfectamente todo esto que siento por dentro es la del ninja. Un guerrero casi invisible, letal y perfectamente entrenado para entra, matar y salir sin ser visto.

Dead Cells

Aunque representados muchas veces en organizaciones y grupos mayoritarios, lo cierto es que los shinobi eran mercenarios a sueldo que se encargaban de actuar de manera oculta para desestabilizar a una de las partes en una guerra. Además, no hay reto que se le resista a una persona capaz de dominar técnicas ancestrales capaces de liquidar a alguien sin darse cuenta. En este punto es donde entra mi experiencia con 'Dead Cells', el título de Motion Twin que tiene a medio mundo enamorado, pero que, aunque ofrece una propuesta jugables entretenida y desafiante, no es nada que no hayamos encontrado antes por el camino.

Los muertos tienen muchas oportunidades

Toda esa historia de los ninjas que he contado hace unas líneas viene a cuento del protagonista de este juego indie que me ocupa. Aunque no está definido como ningún tipo de guerrero concreto, los movimientos ágiles y la manera de moverse por las fases, me hicieron sentir como un verdadero hijo de las sombras en un entorno lleno de peligros y en el que cualquier movimiento en falso puede suponer la mismísima muerte. 'Dead Cells' encaja muy bien dentro del género de los roguelike, ya que la única misión que tiene el personaje desde que empiezas hasta que encuentras tu (prematuro o no) final, es sobrevivir a través de diferentes mazmorras y fases.

Dead Cells

La proposición, aunque sencilla de entender, no lo es de explicar ni de ejecutar. El principio de 'Dead Cells' te cuenta que por culpa de algún tipo de fenómeno, los muertos están empezando a revivir y que este ciclo parece no terminar. A partir de ese punto, como un Leonardo DiCaprio más (guiño, guiño), tendrás que adentrarte en las diferentes estancias de aquella inmunda prisión para escapar. ¿Por qué hay que hacer esto? No se sabe. ¿Quién nos ha hecho esto? Tampoco. Las respuestas están ante el jugador, pero es él, a base de superar pruebas, el que tiene que averiguar qué es lo que está pasando.

Las diferentes zonas de este castillo-prisión esconden numerosos peligros, pero también pistas, documentos y personajes que son una fuente bastante pobre de información. Todo ello con el objetivo de que avances para poder conseguir todas las piezas del puzle. Uno no juega a 'Dead Cells' para averiguar qué ha pasado, todo sea dicho de paso, sino por su frenético sistema de combate que ya ha hecho que yo desarrolle unos reflejos de acero.

Muévete o muere

Los juegos que ofrecen una jugabilidad endiablada son cada vez más populares y la saga 'Souls' reúne a millones de fans en todo el mundo solo por incluir, entre otras características, un sistema de combate en el que no hay tregua para el personaje. Esto es lo que yo me encontré en 'Dead Cells', pero con un aspecto mucho más pixelado y con más colores que la paleta utilizada por From Software. A lo largo de diferentes niveles, el título de Motion Twin le pone al jugador las cosas cada vez más difíciles, pero las herramientas para que pueda ser afrontado están ahí. Solo hay que encontrarlas.

Dead Cells

Estas herramientas son las más básicas en las que uno puede pensar a la hora de meterse en un castillo lleno de peligros: ¡ARMAS! La desarrolladora francesa ha incluido un arsenal digno del mismísimo Iron Man. Espadas, arcos, mazas, granadas, trampas, etc. Todas ellas con características especiales que ayudarán al jugador a mantener a raya a todos los resucitados que vagan por las diferentes estancias de ese antro perdido de la mano de Dios. Al contrario que en otros juegos, encontrar estas armas no será sencillo y elegir entre unas u otras también será una cuestión compleja que resolver en medio de una vorágine de no-muertos.

Para poder sobrevivir en el Paseo de los Condenados, en las Alcantarillas Tóxicas o en las Almenas, tuve que moverme rápidamente, esquivar ataques y responder con otro movimiento para que los numerosos enemigos no me convirtieran en un puñado de algas verdes. Y es que si en 'Dead Cells' mueres, regresas al principio de todo y toca volver a recorrer todas las fases hasta alcanzar la salida. Al igual que otros juegos de este corte, las estancias cambiarán conforme reiniciemos el trayecto, pero no todo será malo.

Este sistema de juego es realmente adictivo y aunque yo no iba con muchas expectativas, debido al bombo que se le había dado al juego, lo cierto es que es su principal punto fuerte. El baile de sangre y acero constante hace que te mantengas en alerta, por si cualquier bicho volador viene a atacar. El mero hecho de moverte por las diferentes rutas del mapa también es peligroso y dar un paso en falso puede suponer perder la única oportunidad de salir vivo de aquella zona.

Dead Cells

Pero no hay que ser apocalíptico. El juego es difícil, pero no imposible. Ya he indicado que no todo es malo, y así es. 'Dead Cells' incluye también objetos de sanación y de progreso para el personaje. Habrá objetos que se perderán con cada muerte (armas y células) y otros que serán permanentes (habilidades desbloqueadas o canejadas con el uso de células). Las células, que dan nombre a este título, son elementos que sueltan todos los seres que caminan o vuelan en la prisión, incluido el personaje protagonista. Son, junto con el oro, la moneda de cambio para sobrevivir en este sitio.

Una gran primera obra

Es innegable que Motion Twin ha sabido debutar en la industria del videojuego con un título en el que ha mezclado con gran sabiduría elementos de sagas emblemáticas para dar a luz un título completamente propio. La propuesta, como ya he explicado, no es nueva, pero no se trata de comparar este título con los que han venido antes que él. Como videojuego es muy completo, divertido y desafiante. Y también accesible, ya que en una época en la que todo son sagas y sagas, que te ofrezcan una entrega completamente original se agradece enormemente. El impacto que está teniendo en la comunidad refleja lo ávida que está de experiencias nuevas y con un desarrollo artístico tan increíble como el de 'Dead Cell'.

Dead Cells

Como nota final, os diré que yo, que no soy muy dado a este tipo de juegos (me frustro fácilmente), he conseguido asimilar las mecánicas y convertirme en casi todo un experto en esto de esquivar hasta con los ojos cerrados. Tomaos el desafío como una manera de probaros a vosotros mismos y ¡gastad vuestras células en aumentar la capacidad de la poción de salud!

8,5

Lo mejor:

- Un sistema de combate frenético, ágil y muy divertido

- Ninguna partida es la misma, todo cambia en cada intento

- Una ambientación muy trabajada

- Escenarios llenos de detalles y secretos

Lo peor:

- Dificultad que se va equilibrando conforme avanzas

- Secretos que, aunque están ahí, carecen de importancia y a los que se les podría haber sacado más provecho

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.