avatar

Análisis de 'Neversong' para Nintendo Switch, un viaje extraño
COMA

Análisis de 'Neversong' para Nintendo Switch, un viaje extraño

Por Manu Mora
PC IPH IPD
Categoría: Analisis
12 de Agosto 2020 | 16:00

Las historias más extrañas muchas veces se quedan en el tintero de las grandes compañías. Normalmente porque son apuestas arriesgadas pero otras tantas porque, a lo mejor, no llegan a dar contenido para un juego como se espera de ellas.

Quizás por eso estas pequeñas aventuras, como 'Neversong', nos llegan casi exclusivamente de la mano de estudios independientes. Ellos pueden desarrollar sin ningún tipo de presiones (más allá de la económica, que no es poca) y ofrecernos algo que es exactamente lo que quieren, sin tener que atender a las expectativas generadas por la marca.

Esto, que parece que es algo ambiguo, pretende ser un piropo hacia estudios como Atmos Games que nos dejan pequeñas historias, concentradas en apenas unas pocas horas, pero que tratan elementos que son difíciles de ver de forma general.

Estaremos de acuerdo en que 'Neversong' no inventa la pólvora. Ni si quiera diríamos que es un juego que explote las mecánicas que tiene al máximo. Sin embargo, sí que es cierto que el conjunto del mismo es capaz de llevarnos hacia un mundo extraño, que nos atrapa y del que queremos saber algo más.

Un mundo en pausa

Como si de Alicia en el País de las Maravillas se tratase, 'Neversong' nos cuenta la historia de un chico... aunque desde un punto de vista un tanto especial. Todo comienza cuando el muchacho pierde la consciencia y cae en coma tras el secuestro de su amiga de las manos de un individuo muy sospechoso.

Él no es valiente, ni fuerte, ni si quiera atrevido, pero hará lo que sea por intentar salvar a su compañera. Y si para ello tiene que luchar en un mundo que no es real lo hará.

Esto es lo que pasa desde el primer instante que tomamos el mando de 'Neversong'. Que entramos en un mundo panza arriba con elementos que mezclan la realidad, con los sueños y con lo más abstracto (y hasta gore) que nos podamos echar a la cara.

Ese lugar, a medio camino entre la vida y la muerte, ha perdido a los adultos. Así que nadie puede ayudar a los niños a rescatar a la chica. Por eso nuestro protagonista deberá de embarcarse en la aventura luchando no solamente contra los monstruos que se ponen en medio del camino. También contra sus propios pensamientos y los que él piensa que son de los demás.

Piano

En este mundo todo es exagerado, se ha distorsionado o no tiene sentido. Hay laboratorios gigantes, niños que explotan, gusanos monstruosos y sombras acechantes. Las personalidades están completamente desvirtuadas y, desde luego, nada es normal. Pero esto no quiere decir que no tenga sentido. En absoluto.

La enseñanza que radica detrás de la aventura que se nos cuenta la iremos viendo muy poco a poco. Y desde luego es uno de los puntos fuertes del título aunque, por desgracia, no está lo suficientemente bien desgranado que a uno le gustaría. Quizás por el tiempo (apenas unas 3 ó 4 horas como mucho) o quizás por la simpleza de su jugabilidad. Pero eso es lo que veremos más adelante.

Simple y directo

'Neversong' es un juego que tiene tintes de plataformas y metroidvania. Sin embargo no destaca (ni quiere hacerlo) en ninguno de los dos. Jugaremos con un desplazamiento lateral en dos dimensiones donde iremos topándonos con enemigos y obstáculos. Poco a poco ganaremos habilidades que nos permitirán acceder a zonas nuevas y derrotar a enemigos más poderosos. Sin embargo no os esperéis la profundidad de un 'Castlevania', ni mucho menos.

Realmente hablamos de un juego que se puede terminar, si vas directo, en menos de tres horas. En ese tiempo no hay espacio para una gran mejora del personaje y sus movimientos, acciones y combates son simples desde el principio hasta el fin.

Los mayores retos que nos encontraremos serán los puzles. Ninguno supone un gran reto para el jugador pero sí que harán que tengamos que pararnos a pensar un poco. Además, detrás de cada uno de ellos se esconde algo que, normalmente, es bastante siniestro.

Puzles

El combate no da tampoco mucho de sí. Pegar, esquivar y poco más es lo que podremos hacer con nuestro torpe protagonista. Quizás dentro de la historia sea lógico, ya que él no se define como un guerrero o un chico valiente, pero de cara al jugador acaba siendo algo escaso. "Por suerte" la corta duración hace que no sea demasiado notorio ya que cuando el juego llega a su fin no nos hemos terminado de acostumbrar del todo al sistema.

Los mapeados tampoco son ni excesivamente largos ni complejos. Los puzles hacen que se alarguen un poco más con caminos escondidos o pequeños secretos (y no tan secretos) que descubriremos casi siempre al recorrerlos un par de veces buscando la pieza que nos falta para acabar ese dichoso puzle.

Como digo, nada excesivamente difícil ni complejo. Pero es que desde el primer momento se nota que el juego no lo busca.

Siniestro y dulce a la vez

El título de 'Neversong' tiene un componente bastante fuerte en cuanto a diseño. Desde el minuto uno veremos que es, sin duda, el más cuidado y a la vez el más siniestro.

Y es que por mucho que nos parezca que tiene gráficos bonitos y simpáticos, ya el comienzo de la historia te deja un mal cuerpo curioso. Las formas de los enemigos, la paleta de colores, los sonidos que acompañan... todo el conjunto artístico hace que el juego de Atmos Games adquiera un aura más oscura que colorida.

Conforme vamos avanzando y nos adentramos en el mundo en coma de nuestro protagonista, las cosas se vuelven más más retorcidas. Los monstruos empiezan a dejar ver cosas y los sonidos que nos envuelven son más que inquietantes.

Cada vez que conseguimos solucionar un puzle o avanzar a la siguiente zona bajamos un peldaño en ese mundo de locura y desesperación hacia el que los desarrolladores nos quieren llevar porque, por si no lo leiste al principio, este juego va de enfrentarse al dolor, a la pérdida y a esos sentimientos oscuros, duros y siniestros que tiran de nosotros hacia un abismo sin fondo del que cuesta salir.

BOSS

Es aquí, en el apartado artístico, donde vemos reflejado todo esto que os comento. Y ya os lo advierto: si pensáis que es un juego apto para niños, estáis equivocados. No es algo que puedan jugar solos sin la supervisión y guía de un adulto ya que trata temas muy duros y serios.

Conclusiones del análisis de 'Neversong'

Podemos decir que 'Neversong' es uno de esos juegos que no marcan la diferencia en ninguno de sus apartados, pero que sí que aporta algo a la industria del videojuego.

Jugablemente no es sobresaliente, sino más bien simplón. La historia es bastante previsible en muchos momentos, pese a las sorpresas que nos depara y la exploración se queda también bastante corta.

Todo ello se ve "compensado" por la duración del juego aunque esto, de por sí, es algo que también juega en su contra.

Pero pese a todo, es un indie que todo el mundo debería de probar y experimentar porque no, no es el juego del año. Pero sí que esconde algo que es interesante de ver y entender.

8,0

Lo mejor:

- El conjunto artístico simplemente te atrapa.

- La historia que cuenta es necesaria.

Lo peor:

- Muy corto.

- La dificultad no es muy alta.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.