avatar

ÚLTIMA HORA Muere Marisa Porcel, actriz de ‘Escenas de matrimonio’
Análisis de 'Moonlighter' para PS4; una joya entre baratijas
2
ES EL MERCADO, AMIGO

Análisis de 'Moonlighter' para PS4; una joya entre baratijas

PS4
Categoría: Analisis
28 de Mayo 2018 | 13:00

Debo reconocer que me gusta la explotación masiva de ciertos géneros por la capacidad que tienen los mismos para ser moldeados a placer por cualquier creativo que crea que tiene algo que aportar a los mismos. Esto me sucede incluso con géneros que no están hechos para mí como el roguelike, el roguelite y demás variantes. Si bien he disfrutado de la excelencia de obras como 'The Binding of Isaac', 'Rogue Legacy' y 'FTL' entre otros grandes referentes modernos, reconozco que no me apasiona jugar a aventuras con una progresión que viene determinada por jugar en bucle los mismos niveles una y otra vez, aunque puedo apreciar el encanto que tiene esta forma de diseñar en concreto.

Distanciándose de las tendencias

A pesar de no estar entre mis géneros predilectos no pude evitar estar pendiente de 'Moonlighter' desde que lo vi por primera vez en la Gamelab de 2016, donde asomaba modestamente un precioso juego de aventuras que parecía inspirado en los primeros pasos de 'The Legend of Zelda' y al mismo tiempo tenía destellos de revolución en sus formas. Ahora que he estado jugando largo y tendido a la versión final para PS4 puedo ver cómo ha evolucionado aquel proyecto y cómo ha conseguido convertirse en algo que sin duda se llevará varios premios a juego del año, como mínimo, en el panorama nacional.

Moonlighter

'Moonlighter' es el nombre del pueblo en el que transcurre esta historia de héroes casi costumbristas. Cerca de la villa aparecieron en tiempos antiguos portales que llevaban a mazmorra plagadas de peligros y secretos, pero por encima de todo de reliquias que comerciantes y héroes ansiaban conseguir por encima de todo. La proliferación de héroes y comerciantes en le pueblo consiguió una edad de oro en la que el turismo y los comercios proliferaban con alegría. Esos tiempos tocaron a su fin con la muerte de héroes legendarios y el pueblo se sumió en una decadencia que nos tocará a nosotros disipar.

En esta aventura somo Will, un comerciante que no tiene más remedio que meterse a héroe para adentrarse en las mazmorras y conseguir reliquias que poner en su tienda, el comercio que antaño gestionas con gran éxito su abuelo. Esta premisa argumental influye en todo lo que haremos durante las largas horas de juego que tenemos por delante al comenzar una partida en este nuevo estreno. Los títulos de héroe y comerciante no están elegidos a la ligera y nos tocará actuar en consecuencia para mantener su significado.

Si la cabeza os da vueltas cuando os toca clasificar un juego entre roguelike y roguelite aquí las cosas se ponen más turbias. Porque aquí la progresión de nuestro personaje, el pueblo y la historia dependen de cada decisión que tomemos, cada paso en falso que demos y la forma en la que gestionemos todos los frentes abiertos.

Moonlighter

Por un lado tenemos las mazmorras, clásicas sucesiones de niveles ordenados de forma aleatoria, de dificultad progresiva y con secretos ocultos. Aquí nada que no hayamos visto antes varias docenas de veces en el género. Hay cinco mazmorras temáticas, accediendo a cada una tras derrotar al jefe final de la anterior y albergando todas ellas tres niveles que aumentan la dificultad de los enemigos y las salas. Ni hay una cantidad muy loca de enemigos, ni tampoco un número de salas suficiente como para no verlas repetidas varias veces en sesiones cortas de juego. Es algo que en absoluto es repetitivo hasta aburrir, pero no alcanza los estándares que marcaron algunos locos como Edmund McMillen.

La variable interesante comienza cuando tenemos en cuenta que cada uno de los muchos objetos que podemos conseguir a lo largo de nuestros recorridos por las mazmorras tiene una utilidad. Todos ellos. El que no vale para fabricar pociones, encantamientos, armaduras o armas, sirve para ponerlo a la venta en nuestra tienda y esto lo cambia todo.

De nuestra economía dependerá que podamos seguir progresando, teniendo que mejorar el espacio de la tienda, contratar a nuevos comerciantes para el pueblo para tener acceso a una hechicera, un herrero, un vendedor de ornamentos, etc... Nada de eso se puede hacer sin oro y el oro no llega si no tenemos artefactos interesantes que colocar en nuestros expositores. Pero tan importante es saber cuándo retirarnos con los bolsillos llenos como conocer el mercado, los productos populares, el precio adecuado, los intereses de los clientes y demás variables.

Moonlighter

En la tienda se nos pide que estemos atentos a las reacciones de los clientes, que nos dirán mediante iconos si un precio es muy alto, está bien o es un chollo. De nosotros dependerá ajustar en todo momento los precios y no pasarnos demasiado vendiendo el producto más goloso porque bajará su demanda y por tanto su precio. Esta mecánica es un giro sobresaliente en el género y aunque es cierto que con el paso de las horas no es lo más divertido del mundo (algo que quizás se solucionaría con eventos concretos, ferias en el pueblo, compradores especiales o cualquier otra cosa) sí que resulta refrescante tomarse un tiempo de descanso entre mazmorra y mazmorra para gestionar la tienda un poco, conocer a la perfección el momento y el precio al que poner un producto para que el comprador adecuado nos deje una buena cantidad de monedas en la caja o pillar a algún ladrón cuando se nos intenta llevar el género.

Y no es solo complicado vender de la forma más eficiente, lo es aún más conseguir el género que queremos y sabemos que más valor tiene. Por varios motivos. Es necesario explorar las mazmorras a conciencia y conocer los secretos que esconden algunas salas para acceder a otras ocultas con tesoros muy valiosos, es importante saber cuando retirarse, porque en este juego morir significa irte con las manos vacías ya que pierdes todo el inventario y eres expulsado de la mazmorra. Aquí al morir no te llevas nada que te asegure seguir progresando, guardas una pequeña cantidad de oro y los cinco objetos que hayas guardado en el almacenamiento de Will, pero rara vez eso servirá para algo. En lugar de morir hay que saber retirarse con un amuleto que nos devuelve a la villa con todo el inventario intacto. Más que nunca una retirada a tiempo puede ser una gran victoria.

Y al margen de todo lo anterior está la tercera gran mecánica junto al esqueleto roguelike y el comercio en la tienda; la gestión del inventario. No solo se trata de saber qué objetos guardar en el limitado espacio de nuestra mochila, también se trata de lidiar con las maldiciones que tienen los objetos más codiciados de cada mazmorra. Hay objetos que destruyen el que esté en una dirección determinada al volver a la villa, que envían a otros objetos al baúl de la tienda, que eliminan la maldición, que copian al objeto adyacente y demás. Saber gestionar la posición de cada objeto maldito para obtener siempre el beneficio máximo es un toque de rompecabezas colocado con una maestría absoluta para que no desentone en ningún momento con el resto de elementos del juego.

Moonlighter

Este recién llegado es sobresaliente por todo lo mencionado, que se fusiona con un pixel art colorido y detallado que nos regala algunas de las escenas más bonita del año en juegos similares y que está aderezado con un buen puñado de temas que cambian según el lugar en el que estemos y que acompañan con armonía cada paso que damos.

Conclusiones

'Moonlighter' resulta un juego inesperado por lo bien que sabe ejecutar todos y cada uno de sus propósitos iniciales. Es cierto que el combate en las mazmorras está limitado a un par de movimientos por cada tipo de arma, que no existen modificadores dentro de las mazmorras para que cada incursión pueda resultar notablemente diferente a la anterior, que el tiempo que pasamos en la tienda pierde cierta frescura con el paso de las horas de juego y que en general no tiene un punto de brillantez que le haga ser un hito en todo un género. Pero a pesar de todo esto lo que sí tiene es originalidad y eso, aunque nos pese, no se ve a menudo en el desarrollo nacional. Estamos hechos a ver productos patrios que se inspiran en las grandes tendencias pero que no son capaces de aportar absolutamente nada a las mismas y creo firmemente que 'Moonlighter' sí que tiene algo que decir y sí que sorprenderá dentro y fuera de nuestras fronteras.

9,0

Lo mejor:

- Se hace notar en un género muy poblado.

- Mecánicas inteligentes y frescas como las de la tienda.

- Buen número de niveles, enemigos y objetos para crear.

- Visual y sonoramente cautivador.

Lo peor:

- Combate poco profundo.

- Más bugs de lo que nos gustaría en PS4.

- Falta de eventos aleatorios que hagan más llevadero el paso de las horas.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.