avatar

ÚLTIMA HORA Antena 3 pone fin a 'El secreto de Puente Viejo'
Análisis de 'Cristal Oscuro: La era de la Resistencia - Táctics', un táctico básico y entretenido
ESTRATEGIA

Análisis de 'Cristal Oscuro: La era de la Resistencia - Táctics', un táctico básico y entretenido

Por Manu Mora
Categoría: Analisis
11 de Febrero 2020 | 18:30

El mundo de 'Cristal Oscuro' ha visto ampliado sus límites de una forma que pocos esperaban ya a estas alturas. La película de 1982 ha recibido hace muy poco una espectacular serie que nos cuenta el cómo se llegó a la situación que dió lugar a la historia original. Y ahora, también, tenemos un juego de rol táctico en escena.

Se trata de 'Cristal Oscuro: La era de la resistencia - Táctics', un título que retoma la trama que ya vimos durante la serie y nos hace experimentar las batallas desde un punto de vista algo más táctico.

Sin embargo, el juego no consigue ninguno de los dos propósitos que podría haberlo hecho nacer: no profundiza en el mundo de Tra y tampoco ofrece una experiencia jugable que nos impacte o nos parezca especialmente interesante.

Pese a todo, no es un mal juego. Así que vamos a analizarlo en profundidad.

Un táctico en toda regla

'Cristal Oscuro: La era de la resistencia - Táctics' es, como su propio nombre indica, un juego de rol táctito (TRPG). En él tomaremos en control de diferentes protagonistas de la serie de Netflix y de sus aliados y lo tendremos que guiar para salir victoriosos de los retos a los que se enfrentan a base de darle al coco.

Como si de una partida de ajedrez se tratase, nuestra obligación será distribuir las piezas por el escenario y conseguir cumplir los objetivos que nos propongan intentando tener las menores bajas posibles.

Para ello podremos ir evolucionando los personajes conforme suban de nivel con los trabajos. Cada uno de ellos se va ramificando de forma que podemos acceder a distintas versiones y combinarlas entre ellas con un trabajo primario y uno secundario. También tendremos un equipo que podremos ir mejorando y habilidades que tendremos que seleccionar dependiendo de la situación en la que nos encontremos.

Durante la batalla, los distintos tipos de terreno, la altura o la distancia serán elementos que harán que el daño que podamos hacer, el porcentaje de acierto o la posibilidad de infligir estados alterados cambie. Especiamente importantes son las diferentes alturas a las que pelamos o la posibilidad de atacar desde un flanco o la espalda.

Como digo, un táctico por turnos en toda regla que puede entretener bastante a los jugadores aficionados al género. Pero sobre todo, a los más novatos ya que el nivel de complejidad del sistema es bastante bajo.

Un sistema muy básico

Todo esto que hemos comentado son elementos que están presentes en muchos juegos de rol táctico. Sin embargo, el principal problema que tiene este es que ninguno de ellos es lo suficientemente profundo como para decir que el nivel de estrategia requerido es decisivo. Y me explico.

Sí que es cierto que nos encontramos con varios trabajos que podremos seleccionar. De hecho, a varios de ellos solamente podremos acceder cumpliendo una serie de condiciones, como es el nivel mínimo o la cantidad de habilidades de un trabajo aprendidas. Pero es también igual de cierto que no hay ni muchos ni tampoco que las diferencias sean especialmente drásticas.

El juego nos permite tener un trabajo principal, del que podremos elegir hasta cuatro habilidades, y uno secundario, del que podremos tener solo dos. De esta forma, podemos configurar un personaje adaptado a las circunstancias con un poquito de aquí y de allí. Pero cuando vas desbloqueando las habilidades descubres que ni son tantas, ni hay tantas especiales como para diversificarse. Al final acabas cogiendo casi siempre las mismas.

Trabajos

Tampoco se profundiza en el tema del equipo. Cada personaje tendrá espacio para un arma, una armadura y un accesorio, y dependiendo del trabajo principal que tengamos, podremos usar unos u otros. El problema llega cuando la forma de conseguir estos objetos es, básicamente, una tienda general que hay en el menú principal y que no tiene ni interfaz, y que nos dará equipo a cambio de "orbes", la moneda del juego.

No hay variedad en los objetos, ni en los accesorios. Tampoco en las armas. De hecho, podríamos decir que nos encontramos ante una de las principales carencias del juego en cuanto a contenido.

Por último y pese a que cada raza también tiene unas particularidades que les confieren utilidades especiales (e incluso algunos tienen árboles de habilidades distintos), no hay situaciones durante el juego que realmente le saquen todo el partido que deberían.

Es, por lo tanto, un despliegue de varios elementos, cada uno de ellos con unos pocos varianes, y que, aunque al principio dan sensación de profundidad, a los ojos de alguien que ya tiene experiencia con los TRPG, muy pronto se le queda corto.

Una historia que no profundiza

Una de las cosas que se dijo cuando se anunció este 'Cristal Oscuro: La era de la resistencia - Táctics' es que sería una manera de profundizar en Tra y en los personajes que nos han llevado por sus historias. Sin embargo, eso tampoco ocurre. O al menos no lo hace de una forma interesante y que nos anime a seguir jugando.

Partimos del hecho en el que el juego asume que hemos visto la serie. Esto, de por sí, es un gran punto en contra. Las escenas son siempre en formato "novela visual" y no vemos apenas otro tipo de animación en ellas.

En ningún momento intentan contarnos la historia de los personajes en profundidad. Tampoco buscan darle un tono narrativo descriptivo ni complejo. Básicamente se trata de conversaciones simples, cortas y apenas desarrolladas que cuentan momentos que ocurren dentro de la historia de la serie.

Batalla

Todo esto ocurre porque el juego comienza cuando Madre Aughra encuentra a los tres protagonistas y los hace entresoñar para que todos conozcan la historia de todos. En ese momento, volvemos al pasado y vemos los primeros pasos de Ryan, Brea y Deet que nos conducirán hacia ese nuevo encuentro conjunto.

Hay algunas escenas que sí que es cierto que se salen un poco del guión original. Pero en ningún momento ayudan a entender a los personajes o los desarrollan por encima de lo que ya hemos visto en la serie.

Este elemento hace que el juego sea simplemente un pasar de fase sin importante demasiado la trama. Las escenas no son ni importantes ni interesantes, y por ello, perdemos un poco el hilo a la hora de jugar.

Nada destacable a nivel artístico

Por último, un aspecto que quería comentar del juego es el apartado artístico del mismo. El título se llevó varias críticas en sus primeras presentaciones debido a los modelados de los personajes y a cómo se veía el mismo en las primeras fases del desarrollo.

Sí que es cierto que el aspecto final es mucho mejor de lo que vimos. Hay más detalles, los escenarios son variados y los personajes se diferencian bien, tanto en el campo de batalla como fuera. Sin embargo, no llegan a destacar en ningún momento. No hay elementos característicos que consigan darle una personalidad más allá de ser del mundo de 'Cristal Oscuro'.

Aún así, hay veces que los tiempos de carga me parecen excesivos y algunas animaciones son muy cortantes y artificiales. Es una sensación agridulce en este sentido. No llega al nivel de un "juego barato para móviles" pero sí que es cierto que tanto la interfaz, como los modos, como el desarrollo de la historia hace que todo se asemeje demasiado a un free to play de los que abundan hoy día. Y no en el buen sentido.

Lo mismo pasa con la banda sonora. A pesar del gran trabajo que hay detrás de la obra de Netflix, el juego, que incorpora algunas melodías, cuenta con muchas piezas repetitivas y cortas. Poco hay que se nos quede en la memoria tras jugar en cuanto a melodías se refiere.

Conclusiones

'Cristal Oscuro: La era de la Resistencia - Táctics' es un juego simple con un objetivo que no queda claro. Ni profundiza en la historia ni nos hace llegar un sistema nuevo o innovador. Por ello me es difícil calificarlo.

Por un lado, si no consigue los objetivos que se propuso cuando se lanzó, evidentemente requiere una nota baja. Pero como táctico, a pesar de su simpleza, no funciona mal.

Por otro lado, a pesar de que, como he dicho, es entretenido, el trato que tiene consigo mismo quizás hace que una consola no sea quizás el destinatario perfecto para él. A lo mejor, el formato móvil le habría sentado mejor aunque allí el precio o su estilo de juego debería de haber cambiado a un free to play u otro estilo.

Sea como sea, hay que reconocer que el juego se disfruta, aunque no a los niveles que esperaba. Y por ello, no puedo ponerle una buena nota. A pesar de todo, os puedo decir que como un inicio para un jugador que ha tocado pocos TRPG, es un buen juego. Pero uno experimentado sentirá que le falta profundidad.

5,5

Lo mejor:

- Volvemos a Thra.

- El sistema es simple y fácil de usar.

Lo peor:

- Poco profundo en sus habilidades.

- La historia se cuenta mal y rápido.

- No profundiza en la serie ni en los personajes.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.