avatar

Análisis 'Call of Duty: Black Ops III' Salvation (PS4): Una despedida agridulce
1 3
VIEJOS CONOCIDOS

Análisis 'Call of Duty: Black Ops III' Salvation (PS4): Una despedida agridulce

PC XOne PS4
Categoría: Analisis
19 de Septiembre 2016 | 09:24

En cuestión de poco tiempo tendremos entre nosotros 'Call of Duty: Infinite Warfare', la décima entrega de la franquicia después del punto de inflexión que supuso el 'Call of Duty 4: Modern Warfare' de Infinity Ward, el juego que cambiaría la concepción del FPS moderno en los años venideros. Como si de una tradición ancestral dentro de la mitología del videojuego se tratase toca repetir un ciclo anual cuyos devotos cada vez parecen serlo menos. Con Salvation decimos adiós a 'Call of Duty: Black Ops III', la última aportación de Treyarch a la máquina de fabricar dinero de Activision hasta que dentro de un año (si no hay sorpresas entre medias) vuelvan a presentar su siguiente iteración en la franquicia.

Recuerdos del pasado

Salvation es la reiteración de una fórmula, la enésima prueba de por qué existe una sensación de repetición y desaliento alrededor del nombre Call of Duty aunque las cifras digan todo lo contrario. Volvemos a estar ante un pack de contenido descargable con un precio de 14,99 € que ofrece una nueva aventura para el modo zombis y cuatro mapas multijugador que reviven diseños de pasadas entregas y se atreven con alguna apuesta excéntrica siguiendo con un tono particular que la empresa de Santa Mónica parece haber empezado a poner en práctica en esta tercera entrega de su saga Black Ops.

Black Ops III

En el modo multijugador nos reencontramos con Standoff uno de los mapas más reducidos de 'Call of Duty: Black Ops II' que ahora ha sido visualmente rediseñado en Outlaw con una temática del Viejo Oeste pero sin tocar nada del diseño original que afecte a la forma de afrontar sus diversos caminos y edificios. Durante sus primeros días en este DLC tuvo un buen puñado de fallos que permitían esconderse en zonas del mapa cuyas colisiones no se comportaban como debían o subirse a zonas que deberían ser inaccesibles así como salir de los límites del mapa sin que eso supusiera un suicidio, por suerte a día de hoy parecen estar todos esos errores parcheados y se puede jugar con normalidad en este mapa.

Otro que vuelve desde mucho más lejos (la Segunda Guerra Mundial, nada menos) es Outskirts el mapa de 'Call of Duty: World at War' que ahora se traslada a la era moderna con Rupture y un diseño mucho más industrializado que poco recuerda a aquel pueblo en ruinas de la Alemania Nazi. Por supuesto que los dos tanques que caracterizaban a aquel mapa han vuelto pero con una evolución acorde a la nueva ambientación, siendo ahora mechas de combate. Empezar inspirándose en 'Titanfall' para cambiar la forma en la que nos desplazamos por el juego solo podía terminar así.

Entre las novedades se encuentra Micro, un nivel que recuerda poderosamente a Splash, el parque acuático que aportaba un toque de color a los sórdidos mapas del juego en el primer pack de contenido Awakening. En este caso la ambientación es bastante más estrafalaria que un vulgar parque acuático, estamos en una fiesta de cumpleaños donde las dimensiones de la comida y los objetos que nos rodean nos superan por mucho. Bien seamos nosotros soldaditos de juguete o los comensales gigantes colosales la verdad es que estamos ante uno de esos mapas imaginativos y divertidos de explorar por lo diferente y excéntrico que resulta verlos en un juego acostumbrado a ponernos en zonas de guerra o instalaciones frías que solo han conocido el gris y el marrón como abrigo. En una mapa así era de esperar el humor y encontraremos pequeñas gracietas en las etiquetas de los envases de comida y bichos que podremos masacrar en el que posiblemente sea el mejor y menos consciente homenaje a la franquicia Earth Defense Force el año.

Black Ops III

Para terminar se nos presenta Citadel, un mapa ambientado en un castillo medieval en el sentido menos histórico del término. En un entorno que parece estar más sacado de un spin-off de Warhammer o Dragones y Mazmorras se libran batallas de tamaño medio que parecen más acertadas que las vastas extensiones de Rupture, un mapa exageradamente grande. Tenemos zonas por debajo del agua, puntos de apostamiento para francotiradores en una de las almenaras y una decoración fantástica para un mapa que contrasta de maravilla con el futurismo un poco aséptico del resto del juego.

Podríamos entrar en detalles sobre qué mapas son mejores para que tipo de juegos y qué tipo de armas en función de la distancia de sus posiciones y sus puntos calientes donde más se concentra la acción en cada partida si este cuarto y último pack de contenido no viniera a agravar un problema que lleva mosqueando a los jugadores de 'Call of Duty: Black Ops III' desde la llegada del primer DLC. La dichosa rotación de mapas. Si habéis pagado por el pase de temporada o por algún DLC en concreto sabréis que jugar en los mapas que no pertenecen al juego base se torna una labor imposible bien sea por el número de jugadores que tienen los mapas adicionales, que puede no ser lo suficientemente grande como para no segmentar las partidas, o bien porque hay un par de mapas que funcionan demasiado bien a la hora de ofrecer la acción directa y sin complicaciones que busca el jugador medio de Call of Duty, siendo dos buenos ejemplos Nuketown 2065 y Combine (regalando el primero Treyarch hizo más mal que bien).

Black Ops III

En el apartado de los zombis el estudio ha apuntado directamente al corazón de los aficionados de esta particular saga paralela que goza casi de más interés que las campañas para un jugador de los Black Ops, destrozando el factor nostalgia con el punto y final de las aventuras protagonizadas por el cuarteto formado por Nikolai, Richtofen, Dempsey y Takeo, quienes empezaran una sucesión de eventos paranormales que pondrían en jaque a la humanidad en Kino der Toten, el primer mapa de zombis que debutó en 'Call of Duty: Black Ops' dotando a Treyarch de la fama que ahora tienen a la hora de desarrollar este particular modo por hordas cuyo principal atractivo es el descubrimiento de los llamados "huevos de pascua" y su posterior elaboración para avanzar en su enrevesada historia.

Si bien en este último capítulo la aventura no decepciona al traer un escenario nuevo (a pesar de que visitamos Kino der Toten, lugar de origen de toda la saga), nuevas armas realmente locas y grandes rompecabezas (que la comunidad de YouTube ha resuelto en escasos días) la sensación generalizada es la de que no se ha cerrado por todo lo alto como cabría esperar de un modo de juego que tiene a su propia legión de aficionados que hacen caso omiso al multijugador convencional y mucho más al modo historia estándar.

Black Ops III

Hay ciertos problemas a la hora de encontrar partidas si se está en un nivel bajo ya que el matchmaking de este modo no empareja demasiado bien por rangos de niveles y los jugadores de alto rango, obviamente, huyen despavoridos al ver a jugadores novatos en el vestíbulo de una partida. Aún encontrando a un grupo de jugadores con los que compartir plomo se volverá complicado avanzar en la resolución de los rompecabezas si no hay una comunicación por parte de todos los jugadores. Por tanto lo más recomendable y casi lo obligatorio si se quiere afrontar esta última aventura del modo zombis (así como todas las anteriores) es reunir a tres amigos más y lanzarse a la aventura final.

Es complicado determinar si Revelations, que así se llama este "Season Finale", es mejor o peor que otras aventuras protagonizadas por muertos vivientes de este juego, básicamente porque no he tenido oportunidad de jugarlas todas, pero sin duda sí que es la más relevante para el aficionado que lleva disfrutando de las aventuras de estos cuatro pseudo-héroes desde el primer juego.

En general las sensaciones con Salvation son agridulces. Por un lado nos encontramos con una buena selección de mapas que muestran un buen equilibrio entre la recuperación de niveles ya conocidos y reimaginados hasta nuevas adiciones ciertamente imaginativas, del mismo modo que tenemos el capítulo de zombis más importante del juego para no pocos jugadores. Por otro lado tenemos problemas con la rotación de mapas que nos obligan a irnos al modo bonificación para poder jugar exclusivamente en los cuatro que acabamos de adquirir, lo cual hace que pierda sentido el desembolsar unos 15 euros que aislados no parece un gran gasto pero que sumados al conjunto de juego más el resto de contenidos descargables supera los 100 euros con facilidad.

Black Ops III

Al hacer una valoración final del recorrido de 'Call of Duty: Black Ops III' en este último año nos damos cuenta de que Treyarch podría haber hecho muchas cosas mejor. La potenciación masiva del contenido de pago ha segmentado y enfadado mucho a la comunidad al no ofrecer en ningún momento armas regulares con, al menos, la compra de cada DLC. Dado que la presencia de armas en los paquetes de suministros no era meramente estética sino que en ellos se encontraban algunas de las mapas potentes del juego fue un error no recompensar a los usuarios fieles con al menos una de las más relevantes con cada desembolso. Del mismo modo este año el juego contaba con el mejor cooperativo de la franquicia desde las Operaciones Especiales de 'Call of Duty: Modern Warfare 2', con una campaña que recordaba por momentos incluso a 'Destiny' pero que no se ha potenciado con misiones extra en ninguno de los packs de contenido de pago, lo que no es necesariamente un error pero sí que es sin duda una oportunidad perdida.

Igualmente criticable es la decisión de haber dejado fuera a la gran comunidad que todavía permanecía activa en PS3 y Xbox 360 a medio camino de la vida útil del juego. Mejor hubiera sido no lanzar directamente el título en esas plataformas antes de llevar a cabo algunas prácticas realmente vergonzantes en el trato a estos compradores.

Quizá el mayor logro de este último trabajo de Treyarch haya sido conseguir que me lo pase bien incluso teniendo en cuenta todos sus fallos y desaciertos, quizás por eso la valoración final deba ser más positiva que negativa.

ESTE ANÁLISIS SE HA REALIZADO EN BASE A LA VERSIÓN DE PS4

0,7

Lo mejor:

- Regreso de mapas queridos

- La inclusión de un mapa divertido y diferente

- Cierre final de la saga de zombis

Lo peor:

- Se agrava el problema con la rotación de mapas

- No se cuida al jugador con más contenido

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.