avatar

ÚLTIMA HORA Muere Marisa Porcel, actriz de ‘Escenas de matrimonio’
'Crazy Construction', un interesante experimento portátil
LOCURA

'Crazy Construction', un interesante experimento portátil

Por Benjamín Rosa Fernández
3DS
Categoría: Analisis
26 de Noviembre 2014 | 08:38

Tiendas digitales: el hogar de los experimentos más extraños que se nos pueden ocurrir, con un catálogo que en otros tiempos no sería posible, y mientras algunos juegos grandes como 'Pullblox' se llevan mucho reconocimiento, otros pequeños no lo consiguen. Esta vez toca analizar 'Crazy Construction' para Nintendo 3DS, un juego que ya apareció hace un año en Estados Unidos, pero que hoy ya se encuentra disponible en la eShop europea.

Muy... japonés, por así decirlo

El planteamiento del juego puede recordarnos un poco al de 'World of Goo', en el que debíamos construir ciertas estructuras. Vale, no es una fórmula nueva y no la inventó ese juego, pero es por tener alguna referencia con la que empezar.

'Crazy Construction', un interesante experimento portátil

Nuestro objetivo es amontonar elementos, llegar con ellos a la parte superior de la pantalla y lograr que la estructura sea lo suficientemente estable como para no que se desmorone en tres segundos. Algo sencillo y fácil de comprender, hasta que empezamos a ver que los objetos para crear las estructuras son muebles, moais, esculturas, lámparas y hasta propios vehículos, clara marca del humor japonés del juego, pero que juega mucho a su favor porque estos elementos consiguen que no sean bloques totalmente cuadrados y aburridos como en el 'Tetris', con todo el respeto del mundo al clásico de Alexey Pajitnov.

Pero poner objetos absurdos para, de alguna forma milagrosa, construir un rascacielos no es tarea fácil, y una vez superada la primera serie de niveles, empiezan los obstáculos, como las nubes que electrocutan los objetos y caen de lleno sin poderlos ajustar. Todo este desafío está bien, pero el ritmo de juego acompaña bien poco, con un movimiento algo lento para lo que debería ser algo un poco más acelerado, con fases que pecan hasta de ser ligeramente largas para lo que es un título de portátil, lo cual hace que sea difícil que el juego atrape al jugador y lo mantenga las horas que sean necesarias. Pero ritmo aparte, el título entretiene y algo más, y aunque el humor japonés esté muy fuera de lugar, la propuesta por lo menos es original y atractiva, aunque demasiado limitada para los que no van a profundizar mucho ni quieren sacarse todas las medallas de oro, y en este caso el desafío es muy notable. Sin embargo, reiteramos que que el ritmo del juego le hace poco bien para jugarlo a largo plazo.

Sencillez técnica, ¿qué más se puede pedir?

Es muy difícil explayarse en el apartado técnico cuando simplemente cumple y nada más. Los objetos con los que construir están bien y tienen sus texturas cuidadas, e incluso impresiona ver tanto objeto en una pantalla de una portátil, pero las animaciones son testimoniales. El resto de elementos visuales son meramente funcionales, con lo que, ni son destacables, ni entorpecen.

'Crazy Construction', un interesante experimento portátil

Si hay algo que queda muy por debajo de la media del resto de elementos del juego es la banda sonora, compuesta por un número de temas que se pueden contar con los dedos de una mano, y esto hace que el jugador pueda notar que apenas hay avance en el juego y hasta que las fases son las mismas. Pese a ello, todos los efectos de sonido del juego son variados y cumplen, y todos los objetos tienen el suyo propio cuando aterrizan, lo que le da algo de variedad, pero no logra suplir la repetición de los dos temas de la banda sonora cuando jugamos, y decir que el juego tiene una banda sonora reducida sería un eufemismo generoso.

Correcto y poco más

'Crazy Construction' no es un juego que emociona, ni tampoco sorprende salvo que se tenga cierta debilidad por títulos basados en estructuras como 'World of Goo' o los juegos de construcción de puentes que abundan en el mercado de juegos móviles. No es para nada una mala propuesta, pero le cuesta mucho destacar no sólo en el mercado de títulos digitales de la eShop, sino por sí solo. Puede tener su nicho de mercado para jugadores que no quieren gastar mucho en un juego, pero le faltan demasiadas cosas como para siquiera alguien lo recomiende cuando en algún foro o red social alguien pregunte por juegos digitales interesantes.

6,5

Lo mejor:

Es original, divertido y perfecto para las partidas cortas. Por momentos puede ser todo un desafío.

Lo peor:

La dificultad es muy irregular, sobre todo en los jefes, y el ritmo no ayuda a rejugar. La banda sonora no podría ser más limitada.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.