avatar

DIRECTO El Debate a cuatro de RTVE: carrera a las elecciones generales del 28A
Análisis de 'Chocobo's Mystery Dungeon Every Buddy!', mazmorras y chocobos
FINAL FANTASY

Análisis de 'Chocobo's Mystery Dungeon Every Buddy!', mazmorras y chocobos

Categoría: Analisis
7 de Abril 2019 | 19:00

La veterana saga 'Final Fantasy' ha sabido aprovechar sus ricos universos y darle un mayor protagonismo a uno de sus personajes más queridos, que no es ni más ni menos que los chocobos, esas criaturas aladas amarillas que no saben volar. Estos animalitos son de lo más versátil que hay, porque han tenido entregas de todo tipo de géneros, desde las carreras hasta las aventuras o minijuegos para móviles. El título que nos ocupa hoy pertenece a la subsaga de 'Mystery Dungeon', donde los chocobos se adaptan al roguelike. 'Chocobo's Mystery Dungeon EVERY BUDDY!' es realmente un port remasterizado de 'Final Fantasy Fables: Chocobo's Dungeon', una entrega para Wii que salió en el año 2008 en Occidente y que ahora llega tanto a Nintendo Switch como a PlayStation 4 con algunas novedades jugables y un apartado gráfico mejorado para la ocasión.

Cid y el chocobo son los protagonistas de esta aventura. En mitad de la búsqueda de una preciada joya que termina cayendo en manos equivocadas, ambos personajes acaban siendo absorbidos en un vórtice que les lleva a un pueblo llamado Lostime. Este lugar tiene una peculiaridad: cada vez que suenan las campanas, sus habitantes pierden la memoria. Incluso Cid se ve afectado por este fenómeno, por lo que somos nosotros en la piel del chocobo los que debemos hacer frente a esta ¿amenaza? Aunque parezca que la historia va a tener algún tipo de desarrollo, no es así y se conforma con tener este planteamiento relativamente interesante. Este punto de partida da lugar, como mucho, al ya clásico pensamiento de que la ignorancia da la felicidad, y no hay mayor ignorancia que perder todos tus recuerdos.

Chocobo

Esto da lugar a conocer a un extravagante personaje de nombre Raffaelo, que convierte las mentes de cada habitante en mazmorras (generadas aleatoriamente) en las cuales podemos entrar para recuperar sus recuerdos perdidos y reestablecer la normalidad de la ciudad. El juego no viene traducido al español, aunque el nivel de inglés exigido para entenderlo no es realmente alto, y tampoco te vas a perder nada si no comprendes la historia que cuenta. Lo verdaderamente interesante y divertido aquí es la parte jugable.

Como decíamos antes, 'Mystery Dungeon' es un roguelike con mazmorras diseñadas de forma procedural, cuyo único objetivo es llegar a la planta más baja en la que derrotar al jefe final de turno. El movimiento a través de los escenarios no es en tiempo real, sino que es por turnos y cada movimiento que hacemos, también lo realizan los enemigos. Éste es uno de los puntos que añade un componente estratégico a la jugabilidad.

Aunque jugablemente es más accesible que otros títulos el mismo género, hay un indicador que hay que tener muy en cuenta durante nuestras aventuras por las mazmorras, aparte de la barra de salud, por supuesto, que se va regenerando a cada paso que damos. Éste es el hambre, un porcentaje que debemos vigilar constantemente si queremos salir vivos y alimentarnos para mantenernos con vida. La verdad es que es un elemento algo innecesario y se podría añadir complejidad y dificultad al juego de otra forma.

Chocobo

El toque rolero de los 'Final Fantasy' se aprecia en el sistema de oficios, algunos de ellos nuevos o modificados con respecto al original. Además de que el chocobo se pone un original traje acorde con su trabajo, la elección nos potencia algunos parámetros en detrimento de otros, como las clases de toda la vida, pero en este caso podemos decidir cuándo utilizar uno u otro. Por ejemplo, los magos (blanco, negro o rojo) ven incrementados sus aptitudes mágicas. Como novedad, tenemos al mecánico, que permite colocar trampas a lo largo del escenario y ayuda algo más a pensar nuevas estrategias.

Para evitar la monotonía de las mazmorras (cosa que no se consigue con la generación aleatoria, por mucho que lo intenten), algunas de ellas tienen reglas especiales que nos obligan a modificar ligeramente nuestra forma de jugar. Se agradece mucho este soplo de aire fresco.

Entre una de las novedades más notorias del juego remasterizado, es el sistema de compañeros, que bien se señala en el subtítulo, 'Every Buddy!'. Éste nos permite llevar un segundo acompañante con nosotros que nos ayude a lo largo de la aventura y éste puede ser otro chocobo, un personaje secundario o incluso un enemigo. Con los monstruos se crea una especie de afinidad al derrotarlos, que es lo que hace que se unan a nuestro equipo. Aun así, esta opción no se desarrolla demasiado ni tampoco llega a cotas que hemos visto en otros juegos de la saga como 'World of Final Fantasy' o 'Final Fantasy XIII-2'.

Chocobo

Esto ofrece la oportunidad para introducir un modo multijugador, una opción muy interesante si no estuviera tan limitada. Para empezar, simplemente se permite el cooperativo local. En segundo lugar, el invitado no recibe nada de lo que se consiga en esa partida, todo se lo lleva el anfitrión. Y lo más importante, sus habilidades y opciones no son las mismas que el jugador principal y tiene que seguirlo siempre. No hay pantalla partida, por lo que, si se sale del encuadre, reaparece junto a su compañero al instante.

La última de las novedades es la posibilidad de aumentar la dificultad, por lo que ahora tenemos Normal y Difícil. Aparte de que los enemigos hacen más daño con sus ataques, el principal cambio es que, si morimos dentro una mazmorra, dependiendo del modo, perdemos todos los objetos y la experiencia conseguidos o no. Resulta un reto interesante, especialmente para aquellos que ya conozcan el juego y quieran experimentarlo desde una perspectiva algo más desafiante.

Chocobo

El apartado gráfico es uno de los peores aspectos del juego. Ya de por sí, el título original no destacaba en este sentido, y el trabajo puesto en esta remasterización se nota que no ha sido excesivo. Por lo tanto, estamos ante un juego que se ve bastante mal, especialmente en los planos cortos de los diálogos. Su dirección artística tan colorida salva un poco la papeleta.

Conclusiones

'Chocobo's Mystery Dungeon Every Buddy!' es una remasterización hecha con un poco de desgana, lo cual no quita que el juego de base no sea malo, sino que las novedades podrían haberse explorado muchísimo más a fondo y haber hecho un título que realmente mereciera la pena rejugar. Aun así, resulta un juego bastante divertido de jugar a pesar de sus limitaciones, que puede llegar a hacerse repetitivo en sesiones largas.

6,5

Lo mejor:

- Jugabilidad sencilla y divertida.

- Estilo artístico simpático.

- Algunas novedades jugables para la remasterización.

Lo peor:

- Muy pobre gráficamente.

- Novedades poco aprovechadas.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.