avatar

Análisis 'Caveman Warriors' para Switch, desde la prehistoria con amor
2
ANALISIS

Análisis 'Caveman Warriors' para Switch, desde la prehistoria con amor

SWITCH
Categoría: Analisis
4 de Diciembre 2017 | 17:35

Hace mucho, mucho tiempo... cuando los dinosaurios dominaban la tierra... bueno, tal vez no tanto tiempo. Hace unos 20 años la magia del arcade estaba mas viva que nunca. Niños y no tan niños nos agolpábamos en aquellos turbios locales oscuros y llenos de humo donde el brillo de los monitores nos atraían como polillas a la luz. Los arcades eran los reyes y todos queríamos quemar las monedas del bolsillo disfrutando de títulos tan míticos como 'Hammerin' Harry', 'Three Wonders', 'Metal Slug' y por supuesto, 'Joe & Mac Caveman Ninja'.

Caveman Warriors

'Cavemen Warriors' es un completo homenaje no solo a este último título nombrado, sino a toda su generación. Un juego arcade de la vieja escuela que nos hará sudar la camiseta y repetir una y otra vez los niveles, donde tu habilidad, reflejos y sobre todo, el memorizar los niveles, será la clave para poder avanzar. Lo que en otros tiempos consideraríamos un tragamonedas.

Caveman Warriors

Desarrollado por el estudio barcelonés JanduSoft, quiere revivir esa magia en este título que tras una exitosa campaña en kickstarter llegó hasta Xbox One, PS4 y PC el pasado mes de Septiembre. Con la financiación recibida se prometió una versión para Switch, y es ahora cuando los usuarios de Nintendo podemos disfrutar del título. La espera ha merecido la pena, la verdad es que no podía sentarle mejor el poder jugarlo de manera portátil o en sobremesa, según nos sea mas cómodo.

Caveman Warriors

El homenaje va mas allá de la jugabilidad. El título podría servir perfectamente de precuela del clásico de Data East, con una ambientación muy muy similar. Encarnamos a una familia de trogloditas que ven como una invasión extraterrestre se cierne sobre su tranquilo poblado. Es más... ¡Sus pequeños han sido raptados por esas criaturas del espacio! Les tocará lanzarse a la aventura y recorrer 8 mundos para conseguir recuperar a sus hijos, que sospechosamente se parecen mucho a Joe y Mac, y de paso expulsar para siempre a esos extraños seres que se lo llevaron. Si, la típica trama que se podía encontrar en un juego arcade o plataformas de los años 80 y 90, pero no necesita más para lanzarnos directamente a lo que nos interesa en un título de este estilo: la diversión directa y la jugabilidad endiablada de un plataformas de recreativas. Y además, contada a través de un pequeño cómic animado que aparecerá al principio de cada nivel.

La unión hace la fuerza

Podremos elegir entre cuatro personajes diferentes, cada uno con sus propias características. Jack con su poderosa hacha podrá acabar con enemigos a distancia, y cargar contra ellos para abrir caminos bloqueados. La ágil Liliana no solo será capaz de moverse ligeramente mas rápido y saltar un poco mas alto que el resto de personajes sino que además usando su lanza como plataforma podrá alcanzar lugares que de otro modo serían imposibles. Moe el shaman, con la habilidad de paralizar por un instante a los enemigos usando su fiel macaco, y finalmente la poderosa Brienne, la mas fuerte del grupo, que no dejará títere con cabeza al golpear con el enorme trozo de carne que usa como si de un bate se tratase.

Caveman Warriors

Al comenzar la partida tendremos que elegir a uno de estos personajes, pero si jugamos de manera individual podremos cambiar en cualquier momento el personaje que estamos usando, cosa que será imprescindible para avanzar pues los niveles están estructurados de manera que la colaboración entre las diferentes habilidades y la estrategia sean clave para conseguir avanzar. Hay lugares en los que solo Liliana puede llegar, y son necesarios para seguir avanzando. O paredes de roca que si Jack no destruye, te cortarán el paso para siempre... La palabra clave es colaboración, pues si juegas multijugador ( y realmente, esa es la "chicha" del juego) el personaje que elijas será fijo. Hasta cuatro jugadores podrán disfrutar a la vez del juego, usando cada uno un Joy-Con de manera individual, devolviendo de nuevo la magia de sentarte con tres amigos y pasarte el juego juntos, como se hacía en las recreativas, como se ha hecho siempre, pero que cada vez se ve menos en favor del frio multijugador online. Colaborar mano a mano será clave para conseguir avanzar.

Caveman Warriors

Realmente es en el modo multijugador donde se puede disfrutar el juego de la manera mas cómoda, porque en el individual aunque no es demasiado incordio ir cambiando de personaje manualmente, si es cierto que a veces la dificultad se torna excesivamente alta por culpa de la organización de los peligros y enemigos en el escenario, un tanto demasiado exigente. Si, es cierto que en los arcades de antaño la dificultad era también muy alta, pero tenías la sensación de que si sabías lo que estabas haciendo podías avanzar sin problemas. Aquí no, algunos enemigos te superarán en número y bloquearán la pantalla lanzando proyectiles, haciendo muy difícil el avanzar sin ir a lo kamikaze y por tanto, perder vida. El hecho de que la distancia de retroceso tras un golpe sea demasiado grande no ayuda, pues mas de una vez verás como es casi imposible avanzar sin ser enviado al fondo de un precipicio. Por suerte, el juego es generoso con los objetos de curación que prácticamente todos los enemigos sueltan al ser derrotados, por lo que si bien no lo suple completamente, si que hace que la dificultad sea un poco menos frustrante. Al jugar multijugador se alivia este problema, pues al ser varios podéis atacar a la vez y acabar con los enemigos mas rápidamente, sin dar tiempo a que bloqueen completamente el camino.

Dificultad prehistórica

El diseño de los niveles a nivel estructural, es otro de los puntos negativos del juego. Son lineales, sin apenas caminos alternativos para explorar, que si bien eso por si mismo no tiene por qué ser algo negativo si que da la sensación de que no está bien medido en este título. Hay objetos ocultos, las pilas que debemos recolectar para desbloquear niveles ocultos, pero generalmente no hay que romperse demasiado la cabeza para encontrarlas. Da la sensación de que la posición de las plataformas está puesta un poco al azar, hay que apurar mucho los saltos para alcanzar la siguiente, lo que de nuevo provoca una sensación de dificultad artificial que se aleja de lo que realmente eran los arcades clásicos. Si, eran difíciles, pero no injustos.

Caveman Warriors

Gráficamente cumple, con sprites y fondos muy coloridos y simpáticos, que si bien abusan un poco de los gradientes dando la impresión de estar hechos en Flash, el resultado general es agradable a la vista. Los diseños de los personajes son agradables, están acorde a la personalidad de cada uno de los protagonistas y enemigos, y en general acompaña bien lo que estamos viendo. Es un poco plano, pero seguramente si hubiese salido a principios de los 90 tal y como intenta imitar hubiese sido un auténtico pelotazo. Eso si, donde brilla totalmente es en la enorme cantidad de referencias a la cultura popular de los 80 y los 90 que podemos encontrar. Desde los objetos que los enemigos sueltan al morir, que van desde trozos de comida variada hasta gorras de Mario o Game Boys, hasta la aparición estelar de algunos personajes como He-Man, un particular Dhalsim musculado o Terminator como enemigos ( ya sean finales o genéricos) nos sacarán una sonrisa. Y es que no es lo que parece. La aventura comienza con una ambientación prehistórica tradicional, pero conforme vayamos avanzando nos veremos en plena carrera por el desierto montando sobre un dinosaurio al mas puro estilo Mad Max (literalmente), hasta incluso vernos en mitad de la segunda guerra mundial acabando a mamporrazos con el ejercito Nazi... eso no tiene precio. Aunque solo tenga 8 mundos, algunos de ellos intercalan momentos como la dicha carrera por el desierto, o una fase matamarcianos montando en una avioneta de guerra, que sin dan mucha variedad al título y hace que tengamos curiosidad por seguir avanzando a ver que nueva "locura" nos encontramos.

Caveman Warriors

Musicalmente tenemos melodías simpáticas y agradables, con un toque funky, que se adaptan bien a la situación que vemos en el juego. Las voces de los protagonistas son graciosas y carismáticas ( aunque no tiene doblaje per se, al realizar algunas acciones soltarán algún gruñido y "unga bunga" como debe ser en un arcade de este estilo).

En definitiva

Se trata de un juego divertido que nos mantendrá enganchados a la consola durante bastante tiempo. Aunque la duración de por si no es muy larga, es muy rejugable y nos tomará un tiempo el conseguir superar todos los niveles ya que la dificultad hará que muramos una y otra vez. Hay tres checkpoint en cada nivel, y son largos, por lo que es muy fácil que te toque reempezar desde muy lejos de donde estabas o peor aún, perder todas las vidas y tener que empezar el nivel desde el principio. Pero eso viene de serie con el estilo arcade, así que sabes de ante mano a lo que te estás enfrentando. Eso si, la sensación cuando al fin consigues dominar el titulo y avanzar sin que apenas te toquen, es maravillosa. Esa es la magia del arcade, y 'Cavemen Warriors' sabe aprovecharla bien. Y mas aún en Switch, donde puedes llevártelo donde quieras y compartirlo con tus amigos, como si de nuevo estuvieses en un salón recreativo, agolpados todos en frente de la máquina.

6,0

Lo mejor:

- Las referencias y guiños a la cultura popular de los 80 y 90

- Un paseo por los arcades de la vieja escuela

- Cooperativo local de hasta 4 jugadores

Lo peor:

- Dificultad frustrante, artificial y mal ajustada

- Gráficamente no es muy atractivo

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.