avatar

Análisis 'Car Mechanic Simulator' para PS4: La pasión descafeinada por el motor
BUJÍA AQUÍ, PINTURA ALLÁ

Análisis 'Car Mechanic Simulator' para PS4: La pasión descafeinada por el motor

PS4
Categoría: Analisis
8 de Julio 2019 | 15:40

Seguro que, como muchos de vosotros, tenéis un género de videojuegos predilecto. Ese que os encanta, que sabéis que, en muchas de sus propuestas, encaja con vuestra forma de divertiros; es lo que le pedís a un título para disfrutarlo enormemente. Pues bien, los simuladores no son, para nada, uno de mis favoritos, aunque reconozco que he tenido el placer de poder probar más de uno y de descubrir lo útiles que pueden ser para las personas adecuadas. De ahí que sigan apareciendo cada vez más juegos de este corte, porque todos podemos jugar a videojuegos y hay tal variedad que absolutamente nadie se queda fuera. Ni siquiera si te gusta reparar coches, ya que hay un 'Car Mechanic Simulator', el título perfecto para los que su visión de la diversión es dedicarse a una afición o profesión (dependiendo de cada uno) muy interesante.

Car Mechanic Simulator

'Car Mechanic Simulator' es, de pies a cabeza, un juego que está dirigido a un segmento muy marcado de la comunidad de jugadores y que se aleja bastante del resto de simuladores, ya que no es tanto una actividad de motor, como lo puede ser uno de piloto (coches, aviones, etc), o deportivos, que son los más comunes y tienen un público bastante más amplio. Se trata de una apuesta bastante arriesgada si tenemos en cuenta el porcentaje de interesados que hay en el mundo de la mecánica, pero que puede resultar muy satisfactorio a la larga.

Tu taller, tus normas

Aunque la vida de un mecánico pueda no parecer muy atractiva como para hacer un videojuego de su profesión, lo cierto es que esta actividad puede ser tan divertida como cualquier otra si se disfruta con lo que se hace. En 'Car Mechanic Simulator' se plantea una experiencia bastante completa con una especie de modo campaña en la que el jugador comienza su andadura como profesional a base de trabajar en coches y más coches. La mezcla entre simulador y arcade está muy equilibrada, ya que el jugador podrá ir avanzando a través de diferentes encargos que tendrá que llevar a cabo.

Car Mechanic Simulator

La rama principal de actuación consiste en atender las demandas de los clientes, las cuales, como en cualquier título de "negocio", pueden ir desde pedir lo más sencillo (como un simple cambio de aceite) a una puesta apunto de un coche. El quid de toda esta cuestión no está en llevar a cabo o no la tarea, sino en cómo se hace, ya que de lo que se trata en ese juego es de mancharnos las manos de grasa para dejar perfecto el coche del cliente (y no cobrar demasiado, claro).

Además de este modo más lineal, el jugador también puede desmelenarse un poco y desatar su pasión hacia otros derroteros. Como bien sabréis, existen programas de televisión que buscan algún modelo de coche concreto, lo compran y lo convierten en otro completamente nuevo. Pues algo así se puede hacer también en este título, ya que no todo va a ser trabajo. 'Car Mechanic Simulator' incluye un modo más libre que permite a los más minuciosos, poder crear su propia obra de arte de cuatro ruedas.

Car Mechanic Simulator

Para ello hay que conocer de arriba a abajo el taller, la zona donde pasaremos la mayor parte del juego, ya que tiene todo lo necesario para llevar a cabo las reparaciones o ajustes. La cámara es algo torpe en este sentido, ya que moverse por las diferentes partes del taller con una primera persona, así como moverse por las diferentes áreas del coche, no es fácil de asimilar. Con la práctica se perfecciona, pero como la mecánica, que si no la trabajas, no conseguirás ser el mejor.

Un público selectivo

Y aquí es donde empiezan los "peros" del videojuego, ya que no cualquier persona va a ser capaz de disfrutarlo al máximo. Esto es, precisamente, lo bueno y lo malo de que la industria del ocio electrónico haya crecido tanto y sea uno de los sectores más potentes de medio mundo. La diversidad existente es tanta, que, lógicamente, las desarrolladoras se especializan y buscan un público muy concreto para sus creaciones. Tal es el caso de 'Car Mechanic Simulator'. No hablamos de un juego de aventuras o plataformas; ni tampoco de uno de lucha o de acción, ya que son géneros más amplios a los que cualquiera podría adherirse fácilmente debido, precisamente, a esa temática general y menos definida.

Car Mechanic Simulator

Es por eso que cualquier jugador no va a poder extraer todo el potencial de 'Car Mechanic Simulator', ni siquiera yo que he sido el encargado de analizarlo. Veo su potencial en usuarios que entiendan de mecánica y sientan verdadera pasión por el motor, así como el poco éxito que podría tener entre un público más casual (entre el cual tampoco funcionan ya cierto tipo de videojuegos con una base más longeva que la de los simuladores de profesión).

Completo, pero con deficiencias

Una de las grandes ventajas que tiene 'Car Mechanic Simulator' es que tiene los elementos necesarios para gustar a cualquier aficionado a los motores, las ruedas y las bujías, ya que se incluyen miles de piezas diferentes, se puede ampliar el taller, trabajar en varios coches e incluso salir a pista y probarlos, pero se queda corto en accesibilidad, un apartado que es bastante importante si quieres que muchas personas puedan participar de tu juego.

Vuelvo a repetir lo tratado en el punto anterior, pero incluso siendo un entendido de la mecánica, el juego no pone las cosas demasiado fáciles en cuanto a interfaz. De hecho, se han dejado líneas de diálogo en las que se hace referencia al "ratón", algo que no debería aparecer en una versión que es específica para consolas. El tutorial inicial para aprender a convivir con el taller es también algo deficiente, pero, por suerte, el propio juego no se hace demasiado cuesta arriba en lo que a aprender los conceptos básicos se refiere.

Conclusiones

Más allá de limitaciones que puede tener 'Car Mechanic Simulator' como videojuego, la propuesta de PlayWayes muy completa en lo que a la simulación se refiere. Lejos de tener un hiperrrealismo que pudiese aburrir al jugador con detalles demasiado aburridos, sabe encontrar un equilibrio entre la realidad y una diversión que puede hacer que paséis horas y horas entre motores solo por puro entretenimiento.

6,5

Lo mejor:

- Gran simulación

- Variedad de vehículos, piezas y opciones

- Modos de juegos equilibrados entre misiones y modo libre

Lo peor:

- Poca accesibilidad

- Una cámara mal optimizada

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.