avatar

Análisis 'Bulletstorm: Full Clip Edition' para PS4
2
ACCIÓN A TOPE

Análisis 'Bulletstorm: Full Clip Edition' para PS4

Por Pedro Herrero
PC XOne PS4
Categoría: Analisis
22 de July 2017 | 17:44

Antes de conseguir el derecho a desarrollar una entrega de una franquicia del prestigio de 'Gears of War' con 'Gears of War Judgment', People Can Fly fue capaz de crear un shooter con personalidad propia en una generación en la que esta no abundaba en el género. Con el apoyo y la supervisión de Cliff Bleszinski, esta gente nos ofreció uno de esos juegos del catálogo de PS4 y Xbox 360 que aunque pasaran desapercibidos en su momento, son adorados por muchos de los pocos que lo probaron. En definitiva, cumple muchas de las premisas que hacen interesante una revisión para la generación actual, pero esta ya está en su pico y tampoco es fácil que 'Bulletstorm Full Clip Edition' logre encontrar su hueco tampoco ahora.

Bulletstorm

Sin embargo, Gearbox está empeñada en que este juego, que hace muchísima justicia a su nombre, no quede en el olvido, y por ello vuelve a traérnoslo con una considerable cantidad de contenido adicional, que sin embargo, puede no ser suficiente. Esta es la historia del irreverente Grayson Hunt.

Una trama como excusa

Qué importan las motivaciones del protagonista de 'Bulletstorm' cuando este parece disfrutar como un niño descargando plomo... Precísamente para aquellos jugadores que busquen esto está pensado este título, pero aún así, la premisa argumental es una excusa perfecta para presentar algunos diálogos descacharrantes entre Gray, su compañero "revivido" Ishi, y el antagonista de esta película, que ejerce bien su papel como cabronazo: Sarrano. Después de jugarles una mala pasada, Gray solo quiere encontrar a este y dejar caer sobre él una tormenta de balas, pero por el camino va a tener que hacerlo sobre decenas de infelices que no servirán sino como títeres en nuestro patio de recreo particular.

Bulletstorm

Al igual que el mencionado 'Gears of War Judgment', 'Bulletstorm' presume de un carácter arcade donde mecánicas modernas implementadas en los shooters como la exploración o la progresión del personaje no tienen cabida. Por contra, presenta algunos defectos propios de la época -el original data de 2011- como algunos problemas a la hora de interactuar con el escenario, entornos totalmente lineales y algunas peculiaridades del control que hoy en día resultan incómodas, como que haya que pulsar X -en su versión de PS4- para esprintar en lugar del habitual L3. Lo que propone 'Bulletstorm' es casi un shooter sobre raíles donde dar cuenta de una gran cantidad de enemigos con el mayor estilo posible.

Con esto, a pesar de ser pasillero, el entorno si dispone de un montón de elementos para desatar nuestra imaginación a la hora de acabar con nuestros enemigos, tales como cactus, cables eléctricos pelados o incluso plantas carnívoras. Pero lo más importante son las herramientas con las que cuenta Gray, donde la primera de la que hace gala es una poderosa patada capaz de mandar varios metros por delante a casi cualquiera que se ponga por delante, y tras entrar en una suerte de tiempo-bala, disparar a placer en la parte del cuerpo que nos plazca. Sin embargo, lo que más posibilidades brinda al jugador es el látigo, que Gray consigue bien pronto en el juego y que puede atraer tanto a enemigos como objetos que a su vez pueden ser utilizados como armas arrojadizas o explosivas. En resumen, 'Bulletstorm' quiere incitar a que el jugador imagine mil maneras de acabar con los no muy listos enemigos que pueblan el inhóspito planeta donde tiene lugar el juego.

Bulletstorm

Evidentemente, como buen arcade, el estilo otorga puntos que se pueden canjear por nuevas armas y posibilidades para estas, como disparos cargados o explosivos, en el caso del peculiar rifle de francotirador con el que incluso pueden dirigirse las balas. Sin embargo, de lo que no dispondremos durante el transcurso del juego es de nuevas habilidades, lo que para ser justos no se echa en falta, habida cuenta de la variedad del arsenal con el que contamos. Al rifle de asalto con el que comenzamos se suma el de francotirador, una pistola, escopeta, lanzagrandas, etc... o también armas pesadas que dejarán caer los enemigos más fuertes, como ametralladoras.

Es complicado sacarle un pero a 'Bulletstorm' desde el punto de vista jugable, al menos si tenemos en cuenta que se trata de un videojuego de hace seis años, pero es evidente que en pleno 2017 hay shooters cargados de acción muy bien puestos al día, tales como 'Doom' o 'Wolfenstein: The New Order'. Por ello, si le vamos a exigir las mismas cualidades que a estos, por ejemplo, va a quedar en evidente desventaja, lo que no resta un ápice de mérito a lo conseguido por People Can Fly hace ya más de un lustro.

Bulletstorm

Los añadidos a la fórmula

En Epic Games, con Cliff B. a la cabeza, siempre se han caracterizado por querer ofrecer una propuesta multijugador diferente, alejada de los modos competitivos clónicos que vemos en el género como Todos contra todos o Conquista/Dominio. En este caso, lo que podemos encontrar en 'Bulletstorm' es un curiosísimo modo horda -aquí conocido como Anarquía- para hasta cuatro jugadores donde no solo cuenta acabar con ellos, sino alcanzar una puntuación mínima de estilo para pasar a la siguiente ronda. Una docena de mapas parece cantidad suficiente, y se agradece la originalidad de la propuesta pero al final, queda el reposo de que será un modo para unas pocas tardes que no tardará por caer en el olvido, a pesar de encajar perfectamente en la fórmula global de 'Bulletstorm'.

Bulletstorm

A lo que sí es más probable que echemos una gran cantidad de horas es a los modos para un jugador Flashback y Flashback Definitivo, que no son sino una especie de desafíos que cumplir en las fases que ya habremos superado en la campaña. Obviamente, aquí de lo que se trata es de hacerlo con una puntuación aún mayor, cumpliendo algunos requisitos que en la segunda variante son aún más exigentes. No deja de ser repetir lo ya visto, pero entiendo que quien juega a 'Bulletstorm' es para disparar sin muchas complicaciones y encontrar diversión directa, y qué duda cabe que este extra va a satisfacer sus necesidades.

Lo más sorprendente va a venir de la mano de Duke Nukem Tour, un extra que solo puede disfrutarse si se ha reservado el juego o previo pago de 4'99 euros, algo incomprensible al tratarse de una supuesta edición definitiva que debería incluir absolutamente todo de inicio. Con este contendo descargable podremos jugar la campaña completa -que por cierto, apenas dura unas ocho horas- con uno de los personajes más carismáticos de la historia del medio: claro, el Duke. Su carácter entra como un guante en 'Bulletstorm', así como sus chascarrillos, pero no veremos más novedad aparte de su apariencia y su voz original.

Bulletstorm

Un nuevo y definitivo intento

'Bulletstorm Full Clip Edition' es la última oportunidad para una franquicia con la que llegó a rumorearse que terminaría viendo una secuela. Pasado tanto tiempo, si esta edición no tiene el éxito que se espera, podremos descartarlo definitivamente, y es complicado que lo tenga. No porque el juego no cumpla con lo que ofrece, que sin duda lo hace sino porque el género, aunque no lo parezca, ha evolucionado muchísimo y hay multitud de propuestas más completas y evidentemente, mejor acabadas. No obstante, quien busque acción directa va a encontrar pocas opciones mejores más allá de los dos juegos ya mencionados y editados ambos por Bethesda.

7,5

8,0 Jugabilidad

7,5 Gráficos

7,0 Ambientación

8,5 Dificultad

+ - Técnicamente logra estar a la altura a pesar del tiempo transcurrido. - La fórmula de acción directa funciona y divierte. - Suficiente contenido en forma de modos de juego. - El sentido del humor y el carácter arcade que otorga rejugabilidad.

- - Campaña corta, con final demasiado abrupto y por debajo de lo esperado en cuanto a intensidad. - Algunas dificultades añadidas derivadas de peculiaridades del control. - Contenidos de pago que deberían estar incluidos.

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.