avatar

Análisis de 'Atelier Ryza 2' para PS5, la mejor fórmula para la franquicia
ALQUIMIA PARA TODOS

Análisis de 'Atelier Ryza 2' para PS5, la mejor fórmula para la franquicia

PS4 SWITCH PS5
Categoría: Analisis
28 de Enero 2021 | 21:00

Hay franquicias que no necesitan presentación: 'Atelier' no es una de ellas. Esta es una franquicia que ha estado creciendo en los últimos años y cada vez hace falta más una debida explicación de en qué consiste. Por lo general todos sus juegos siguen un mismo patrón: una chica descontenta con el mundo, el descubrimiento de la magia llamada alquimia y las consecuentes aventuras para convertirse en una maestra en la materia. RPG, gestión y dulzura por todos sus costados.

Esta premisa es la que encontré las últimas cinco véces que jugué sus títulos. Aprecié su valor, pero definitivamente no eran juegos para mí. Pensaba que vería una vez lo mismo con la secuela de la entrega más reciente, la cual ignoré pensando que no habría nada para mí. Y debo confesar que cometí un error al hacerlo: 'Atelier Ryza 2: Lost Legends and the Secret Fairy' rompe con algunos de esos esquemas y es un título mucho más atractivo, atrevido y divertido que cualquiera de los anteriores que tocara antes.

Alquimia

Adulta, que no madura

Me alegra decir que aunque haya un número en el título, 'Atelier Ryza 2: Lost Legends and the Secret Fairy' no requiere haber jugado la primera entrega. Se establece en su mismo universo y recupera una gran cantidad de la primera parte, pero sus tramas y el marco de su historia son algo nuevo. Controlamos a Ryza, una chica ya establecida como alquimista que recibe la tarea de investigar una misteriosa gema en una isla lejana. Claro que nada es lo que parece sobre este encargo.

Ryza está en nuevo territorio. Nadie la conoce en este lugar, no tiene ahorros y tras las aventuras de hace tres años parece haber olvidado todo sobre cómo desenvolverse contra monstruos grandes. Por suerte no se encuentra sola en esta odisea: en la isla viven algunos de sus viejos amigos como estudiantes y comerciantes, y su personalidad optimista es lo suficientemente magnética como para atraer nuevos aliados. En menos de lo que canta un gallo se encuentra explorando templos y combatiendo bestias ancestrales que nadie imaginó poder hacer frente antes.

Son sus amigos lo que venden la historia. La trama central no es muy interesante y puede llegar a ser predecible después de las primeras horas: explora mazmorra, resuelve mitos, siguiente paso. Gracias a las interacciones y la actitud de Ryza la aventura se hace más amena hasta el punto de que, antes de darte cuenta, estés en la recta final. Nadie brilla por su profundidad, pero es fácil coger cariño a las inseguridades de Patty, los silbiditos de Fi o cada segundo en pantalla de Clifford. Cómo Ryza crea su grupo de amigos y se desenvuelve con ellos es la clave del éxito de esta subsaga, muy por encima de las interacciones de otras entregas pasadas.

RPG

Mejora la calidad

Quien no conozca la saga 'Atelier' quizá esté confuso ante qué clase de juego es este. Con un sólo vistazo de vídeos está claro que es en buena medida un JRPG por turnos, pero las cosas no son tan sencillas. Para empezar, 'Atelier Ryza 2: Lost Legends and the Secret Fairy' avanza dentro del género para sumar algo de acción a la fórmula y atraer a un público mayor.

Por un lado, el aspecto RPG es menos central que otras veces. Las batallas son por turnos, pero sus acciones no: nuestros ataques se componen por unos pocos combos dependiendo del personaje que controlamos, y entre golpe y golpe podemos encadenar habilidades para provocar daños severos. Cuanto más avancen las batallas más golpes de seguido podemos establecer, y más puntos especiales ganamos para usar nuestras armas especiales. No tenemos magia con nosotros, pero es indiferente cuando podemos combinar nuestros ataques con objetos como bombas, medicamentos y más. Los ataques devastadores que podemos desencadenar en nuestro enemigo pueden ser terribles, y nuestra gestión de los recursos son lo que determina nuestro desenlace en cada combate. Quedar vendidos por un ataque final injusto por parte de nuestros contrincantes no está sobre la mesa si sabemos gestionar nuestras acciones.

Los objetos son especialmente importantes para ganar los combates. La agilidad de las batallas hace que subir de nivel sea cómo y fácil, pero si queremos avanzar de verdad lo que importa es nuestro equipamiento. Las armas y accesorios suben nuestras estadísticas, pero lo que nos interesa con lo que antes eran consumibles. Debemos equiparnos los objetos de uso antes de lanzarnos a cada aventura, y su uso no elimina su existencia. Podemos seguir usándolos cuantas veces queramos, lo que nos quita el miedo de usarlos inútilmente. Pero necesitamos seguir mejorando nuestro repertorio, repasar nuestros suministros y su calidad para salir victoriosos en cada mazmorra. Es una solución magnífica para animarnos a alquimizar, en vez de tener que hacerlo por simple falta de suministros y tener que farmear por farmear.

Exploración

Alquimizando que es gerundio

La creación de objetos es la otra parte de la ecuación clásica en 'Atelier'. Como buenas alquimistas debemos experimentar y combinar elementos para crear nuestros materiales de batalla, ganarnos el pan y generar fama en la isla. Nuestra práctica en la creación determina la calidad de nuestras creaciones, los atributos que le acompañan y nuestro estilo de juego. Saber manejarnos con este sistema es clave para poder avanzar, y su forma de organizar cada seccion es mucho más sencilla e intuitiva al poco que experimentemos.

Sin embargo no vamos a pasar tanto tiempo en nuestro taller como otras veces si queremos. La historia y las relaciones de Ryza avanzan al ritmo que nosotros marquemos, así que salir de nuestra zona de comfort es obligatorio para disfrutar de la aventura. Además de ello los mapas son mucho más grandes que otras veces, con diferentes salidas y cero linealidad. El juego quiere que disfrutemos principalmente de nuestras partes favoritas, no de obligarnos a quedarnos sentados estudiando en casa. Sus opciones son muy abiertas para todo el mundo.

Lo que más disfrutaremos muchos son los templos que quieren que exploremos. Cada uno de ellos nos ofrece un reto algo diferente a lo habitual: no es sólo explorarlos y recorrerlos de punta en punta, es recolectar memorias y pistas sobre qué sucedió con las civilizaciones a las que pertenecían. Los diferentes misterios que se plantean en el aire piden que revisemos nuestras notas y combinemos las pistas para tener una imagen más clara sobre el pasado. Al combinarlo con lo que vivimos en estos lugares lo que se da es un pequeño puzle de lógica que nos anima a descubrir el lore y nos reta a poner en práctica esto mismo en otros juegos. Es un aspecto fascinante y, aunque opcional, es lo que más vida le da al JRPG.

Leyendas perdidas

Conclusiones

No puedo estar más alegre de decir que 'Atelier Ryza 2: Lost Legends and the Secret Fairy' ha supera los prejuicios que tenía hacia la franquicia. Durante años he intentado conectar con esta franquicia y las maravillas que ofrece, pero su obsesión con mantenerse rígida en su planteamiento y el farmeo que le acompañaba hacía que me fuera imposible conectar con ella. Es esta secuela la que me ha hecho conectar con el mundo de la alquimia con todas las bendiciones que presenta. Ojalá estuviera en castellano, porque es un juego que mucha gente merece descubrir como es debido y disfrutar de las aventuras de Ryza y compañía.

8,0

Lo mejor:

- Sus personajes.

- Libertad de exploración y avance.

- Combinación de la alquimia y el combate.

Lo peor:

- Historia central algo sosa.

- Completo inglés.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.