Sobre el anuncio de 'God of War' y los verdaderos ofendidos - La Zona
4 34
GOW

Sobre el anuncio de 'God of War' y los verdaderos ofendidos - La Zona

Por Jonathan León
PS4
Categoría: Reportaje
17 de March 2017 | 21:58

Año 2012, sale PS Vita en occidente (sí, ya hace tanto de aquello), una portátil revolucionaria y con un aparentemente brillante futuro por delante. Pero todos sabemos ya cómo acaba la historia, así que no me voy a detener mucho aquí. El caso es que una de sus principales novedades, algo que creo que hasta el momento ningún otro sistema ha incorporado, era un panel táctil en la parte trasera de la consola que se complementaba con la pantalla delantera, que también era táctil. Como el resto de truquillos que trae cada nueva consola y que más tarde caerían más o menos en el olvido (panel táctil del DualShock 4, 3D de 3DS, etc...), este fue un reclamo publicitario enorme durante sus inicios.

Los publicistas se devanaron los sesos para poder ofrecer un anuncio que fuera tan ingenioso como gracioso y acertado, pero la verdad es que no les salió muy allá. La imagen mostraba a una mujer que tenía un par de pechos delante y otro detrás, haciendo una clara alusión a que ahora en la consola puedes toquetear cosas por los dos lados. No creo que haga falta explayarme demasiado sobre por qué esto es de mal gusto, y obviamente suscitó reacciones adversas, o como se suele decir cuando uno no se quiere mojar, "polémica". ¿Por qué iba a ser polémico que se lanzara un anuncio inadecuado y que la gente protestara contra él y lo que refleja? Pasó lo que tenía que pasar, por suerte.

Padre, espartano y machote

anuncio PS Vita

Esta semana hemos visto otro anuncio al que algunos también han tachado de polémico, con toda la connotación que eso conlleva. Hoy en día, lo más común es que este adjetivo se entienda como "ya están los de siempre quejándose por todo", o mejor aún, "ofendiéndose", porque el río de términos paraguas fluye continuamente y ahora le ha tocado a este último. El anuncio en cuestión se ha colocado por Madrid a modo de póster con motivo del Día del Padre y tiene al nuevo 'God of War' de PS4 como protagonista. Éste nos muestra a Kratos y a su hijo mientras un eslogan reza "mi papá le puede al tuyo".

A mucha gente le ha parecido muy gracioso y aplauden el marketing de Sony, no les culpo. A mí personalmente no me gusta: Kratos siempre ha sido el prototipo de macho ibérico en los videojuegos que por mucho que tenga conflictos internos que le atormenten durante toda la saga, esta no cesa en su empeño de incluir minijuegos en los que el fantasma de Esparta se puede relajar practicando el coito entre espadazo y espadazo con un par de señoras desnudas que casualmente estaban por allí esperando a que él llegara. Está furioso, mata a mucha gente porque es muy fuerte, y se las folla a todas; no es que me parezca el mejor ejemplo paternal del mundo, a decir verdad. Y todo eso sin entrar al trapo de lo que le hizo a su propia hija. Podría ser que este nuevo reboot nos mostrara a un personaje mucho menos estigmatizado, eso sí. Pero, ¿cómo lo vamos a saber si todavía no se ha enseñado casi nada del juego? Y ni siquiera tenemos fecha de salida.

Incluso dejando eso a un margen, el anuncio tampoco me parece demasiado ingenioso, pero esos son ya gustos propios. Gustos que, obviamente, no todo el mundo comparte, de ahí que haya tantas alabanzas hacia la marquesina. Sin embargo, el anuncio es el que es, y otras voces se han alzado para resaltar que transmite una imagen de figura paternal autoritaria y competitiva que educa a su hijo para que piense que eso es lo que significa ser hombre en nuestra sociedad. Lejos de que el juego esté ambientado en un pasado remotísimo y arcaico – y fantástico –, lejos de que "sólo" sea ficción, lejos de que a pesar de todo el juego seguro que mola y será divertido, es un anuncio para el Día del Padre. Pero estas voces han sido acalladas masivamente, reprimidas al grito de "ya están los de siempre quejándose por todo". O mejor todavía, "las" de siempre, porque a muchos todavía les duele escuchar una crítica feminista, según parece.

Anuncio God of War

Este artículo no trata de discernir si el anuncio de Kratos está bien o mal, si debería o no gustarte o hacerte gracia. No, lo que intento es señalar ese problema de supuesta incorrección política con el que nos topamos día a día, el ejército que lucha incansablemente contra los tan denostados adalides de lo que está bien. La popularidad de un entorno como Twitter, más global y plural que cualquier foro de videojuegos, ha provocado que cada vez se den más a menudo este tipo de casos. Ahora lo de 'God of War', pero la semana pasada fue un artículo que hablaba sobre ciertos problemas de representación étnica en 'Horizon: Zero Dawn', y en medio de todo están las críticas a la sexualización de Yoko Taro con el culo de 2B en 'NieR: Automata'. Todas ellas son lecturas perfectamente válidas y, sí se me permite, también acertadas. Lejos de demonizar, lo único que pretenden es señalar, con el objetivo de que en un futuro estas cosas se tengan en cuenta y se mejoren, y lo hacen personas que saben muy bien de lo que hablan. Hay debate, y eso es sano.

Presentado por Carlos Lozano

Por ejemplo, el anuncio de PS Vita que mencionaba al principio del texto. Es de 2012, bastante reciente en términos relativos. Pero vayámonos a otro mucho más añejo, a aquel de la Neo-Geo en el que sale un señor viciadísimo a la maquinita mientras su esposa, novia o quien sea, suspira en paños menores diciendo "¡Recuerdo cuando no podía quitarme las manos de encima!". El hombre, para colmo, juega excitadísimo poniéndose el mando en la entrepierna. Esto en su época era gracioso, al igual que también lo eran los chistes de Arévalo y las escenas de matrimonios en las galas de año nuevo de Televisión Española. Y como este un montón de anuncios más que utilizaban la sexualización de la mujer como reclamo para que el público objetivo, los hombres ávidos de experiencias excitantes en las que babosear, se lanzaran de cabeza a comprar mientras se descojonaban de la risa. Por suerte, ya no vemos anuncios así.

Anuncio Neo Geo

Y cuando lo vimos en 2012, supimos señalar por qué estaba mal. Cada vez se está creando más conciencia social porque es necesaria. En los tiempos de la publicidad de Neo-Geo, nadie habría dicho nada de lo de "mi papá le puede al tuyo", como tampoco se dijo de tantos otros. Siempre va a haber una contrarreacción, claro, pero la respuesta no es activar los escudos que convierten todo lo que llega a ellos en gritos y ofensas que sólo buscan perturbar nuestro limpio y puro ocio. Además, recordemos que lo que se señala con el reciente anuncio es un problema de masculinidad tóxica, algo que a nosotros los hombres no nos vendría mal plantearnos y reflexionar sobre ello, en lugar de desterrar todo tipo de comentario al campo de las supuestas feministas locas que no son como las de antes, o que más bien no se adaptan a la idea de feminismo que a ti te hace sentir más cómodo. Abrir un paraguas que lleva escrita en grande la palabra "ofendidos", como dije antes.

Me ofende que seas políticamente correcto

La ofensa, ese es el término que ha dado lugar a este artículo. La eterna cantinela de esa "piel fina" y la "dictadura de lo políticamente correcto" que piensa que existe un grupo de personas amargadas que no saben disfrutar de la vida porque siempre están ofendiéndose y quejándose por algo. Es de lo más curioso que la magnitud de la respuesta a estos ofendidos llegue a ser todavía más grande y en un tono de protesta aún mayor. Y antes de decirlo yo, lo dijo Rami Ismail: "La gente hoy en día se ofende y se enfada fácilmente por otros a los que consideran que se ofenden y se enfadan fácilmente".

Me dejo muchas otras cosas en el tintero, como por ejemplo que la publicidad también influye muchísimo en la transmisión de valores sociales a nivel inconsciente y es necesario cuidar lo que se dice, o que el hecho de que realizar una crítica hacia algo no implica que te hayan dicho que ese algo no te pueda gustar, o que eso tampoco quiere decir que ahora no se pueda hablar de nada porque sólo demuestra que en nuestra sociedad hay muchas cosas que hemos de replantearnos. Pero esto ya se está alargando demasiado y todo eso es demasiado obvio, ¿verdad?

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.