Ya hemos jugado a 'Battlezone' para PlayStation VR, la demo más exigente hasta ahora
2
MATAMARCIANOS

Ya hemos jugado a 'Battlezone' para PlayStation VR, la demo más exigente hasta ahora

Por Sergio Carlos González Sanz
PS4
Categoría: Avance
1 de July 2016 | 18:21

Tal como os contamos en nuestras impresiones con PlayStation VR, las oficinas de PlayStation España, en Madrid dispusieron el día de nuestra visita de un total de tres demos de títulos que, en mayor o menos medida, más opciones de triunfar en el mercado tienen cuando llegue el día 13 de octubre y PlayStation VR llegue a las tiendas por 399 euros.

En esta ocasión vamos a contarnos qué me pareció la demostración de 'Battlezone', que no deja de ser una reinterpretación tridimensional de uno de los mata marcianos más antológicos de la industria con el sello de Atari. Personalmente es uno de los títulos que más ganas tenía de probar por lo mucho que me gusta este género y porque indudablemente es el título de todos los allí presentes que más exigencia técnica exigía al periférico de los nipones con el que pretenden comerse el mundo este otoño.

Inmersión total

Al ser puro músculo no lo hemos podido comprobar cuáles son los puntos más a favor y en contra del dispositivo sino para ver hasta dónde será capaz de llegar PlayStation VR en sus primeras remesas de títulos. Uno de los problemas de base es la resolución de la pantalla, que siendo un panel OLED de 5.7 pulgadas y resolución 1920xRBGx1080 no logra los resultados esperados al tener que dividir la imagen en dos; pero los resultados son mucho más satisfactorios que, por ejemplo, en el caso de unas Samsung Gear VR.

Battlezone

'Battlezone' se ve bien dentro de lo que cabe y la sensación de inmersión es brutal. Tenemos un problema añadido que solo nosotros, los jugadores, podemos solucionar, y es que al contar con libertad de acción en tanto el eje vertical como horizontal, teniendo que encargarnos con el DualShock 4 de avanzar subidos en la nave al tiempo que escogemos el objetivo de la mira para disparar o cambiar de arma hacen que sea terriblemente sencillo marearnos al cabo de cinco minutos.

Rebellion cumple, pero es demasiado intenso

Insisto, es cuestión de acostumbrarse. El periférico es muy cómodo y por eso no habrá problema, no hace daño ni en la cabeza ni tampoco en la nariz, algo que en mi caso sí sucede con las Gear VR. Cuando lleves ya un par de partidas la experiencia con 'Battlezone' será realmente distinta. La profundidad de campo es muy grande y los escenarios estaban mucho más pulidos de lo que se había visto en algunas builds anteriores, máxime sabiendo que es una de las grandes apuestas de Sony como la perfecta demo técnica del título. No esperéis nada asombroso si estáis acostumbrados a jugar en vuestro PC de gama alta o simplemente llegáis con la idea de presenciar algo parecido técnicamente a los juegos actuales de PS4. Nada de eso.

Battlezone

'Battlezone' es como un título de primera hornada de PS3, con una vista algo borrosa por la falta de resolución de PlayStation VR, que cuenta con el problema añadido de que las partidas eran más largas de lo deseable. Al cabo de 10 minutos en mi caso estaba empezando a mirar el radar para ver cuántos enemigos me faltaban para terminar, pues tanto movimiento, tanta velocidad y esa cantidad de disparos fueron demasiado para todos los que probamos el título. Es muy intenso.

Eso me da que pensar si va a conseguir convencer al público final o si el desencanto se va a producir más pronto que tarde. En mi caso personal 'Battlezone' no es una decepción, pero me esperaba más. La sorpresa se va diluyendo poco a poco, te exige mucha más dedicación de la que tú mismo le puedes dar y queda a medio camino entre un título con todas las letras o un divertido pasatiempo con el que presumir un par de horas y ya está. La mejor sensación es la inicial, cuando miras a tu alrededor y te sientes ahí dentro; el dinamismo es total y el mundo está bien coloreado.

Pero insisto, gráficamente deja mucho que desear porque estamos acostumbrados a unas cotas de realismo y calidad visual superlativas. En cualquier caso, quiero que el mensaje quede claro para todos: de todas las demos de PlayStation VR, ésta es la que mejor representa el concepto de realidad virtual porque nos transporta a otro mundo donde nos movemos y miramos a nuestro antojo.

Battlezone

Gustará a los fans del género, pero no tiene ningún tipo de desarrollo ni ambición por ser un juego completo. Si llegase a PlayStation Store sin realidad virtual sería duramente criticado por su simpleza y falta de contenido, pero como piedra de toque con PlayStation VR me ha convencido, al menos para darme cuenta que 'Battlezone' no es el juego que compraré si me termino haciendo con ellas pero sí con todavía la duda entre si comprar o no unas PlayStation VR este mes de octubre.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.