Análisis 'Teslapunk' para Wii U
2 3
MARCIANOS Y TESLA

Análisis 'Teslapunk' para Wii U

Por Daniel G. Astarloa
WIIU
Categoría: Analisis
31 de December 2016 | 11:20

Nikola Tesla ha sido desde siempre una figura histórica hacia la que he tenido más que respeto. Fue un científico con carácter y carisma, alguien a quien le debemos muchos de los descubrimientos e inventos que hacen nuestra vida posible a día de hoy. Y aunque se toma con algo de broma toda su vida, especialmente su intención de crear un rayo de la muerte, el mundo contemporáneo adora la figura de este gran científico.

Con este excéntrico personaje se puede hacer un gran videojuego: rayos mortales, bobinas, electricidad alterna, radio. Es la base con la que decidieron trabajar en KlutzGames, desarrolladora indie alemana encargada de 'Teslapunk'. ¿Y han sabido aprovecharlo? Seré franco: no. Tras completarlo sigo sin comprender por qué este título se inspira en Nikola Tesla.

No dejes de disparar al enemigo

Mars attack!

Comienzas la partida y una foto de baja calidad de Nikola Tesla en blanco y negro te explica la terrible situación: los marcianos han venido a conquistar la Tierra. Te necesita a ti, jugador desconocido y sin ninguna historia detrás, para luchar contra ellos en su nave espacial y detener al Emperador Zangórax, líder de la raza alienígena de día y popular DJ de noche. Esa es todo el argumento que te darán y todo cuanto sabrás de Nikola Tesla. Y mi pregunta es si era necesario.

No existe razón alguna para que este título se centre en la figura de Nikola Tesla. Puedo parecer extremo al afirmar esto cuando hay muchos otros videojuegos que no tienen por qué existir en su concepto, pero en este caso me molesta porque no aprovecha en absoluto el material histórico con el que juega. Tratándose de uno de los mayores inventores de nuestra historia podrían haber hecho uso de sus creaciones como mejoras para la nave, hacer aparecer personajes de su ambiente, relacionar los eventos con su vida... ¡Incluso que el protagonista del juego fuera el propio Tesla, en vez de un piloto sin nombre!

En su lugar el juego se centra en los marcianos, los cuales están ahí para enfrentarse a nosotros y nada más. Son constantes los datos que se nos lanzan a la cara sobre esta especie alienígena, con algunos detalles curiosos en las pantallas de carga sobre su mundo y el contexto de los jefes finales; incluso algún par de relaciones entre Tesla y ellos, los cuales carecen de base o gracia. ¿Por qué no se podrían haber hecho uso de estos espacios para ofrecer datos reales sobre el inventor, en vez de inventarse otros sin necesidad de nada?

El apartado en el que estos enemigos ganan un punto a favor es que durante el modo arcade cuentan con una pequeña pantalla en la parte derecha que actualizan en base a lo que sucede en pantalla y cuyo objetivo es desmoralizarnos. Aquí el humor rebosa y puede arrancar a muchos jugadores una gran sonrisa, pero por desgracia es difícil atender a los chistes con la clase de juego del que se trata 'Teslapunk'.

Aumenta tu multiplicador a niveles de locura

Disparando a la vieja usanza

Dejemos de lado la historia y los problemas con la figura de Tesla para concentrarnos en el que se considera el punto más importante de este tipo de juegos: la jugabilidad. Este es un shoot 'm up de reglamento: controlamos una nave que avanza por el espacio, destruímos ejércitos enemigos con dos clases de disparos y esquivamos balas que de tocar nuestro núcleo nos derribarán de un golpe. Sencillo y eficaz.

Si nos restringimos a este apartado el juego es divertido. Sus controles son fáciles de manejar y apenas con una partida sabremos cómo hacer uso de todas las opciones que a mano. Es un título realmente simple en este aspecto, sin profundidad jugable ni innovaciones de ninguna clase, pero que tampoco pretende añadir nada de todo eso. Es, simplemente, divertido.

Juega a favor de este aspecto que el juego sea corto, pues si se alargara podría sufrir las consecuencias de su simplicidad. Recorremos con la nave un total de seis fases, cada una de ellas con un jefazo esperándonos que podemos destruir o dejar escapar. Si estamos experimentados con el género la partida no alcanzará ni siquiera una hora de duración, pero aquí entra en juego la habilidad personal de cada jugador.

Tampoco debéis malinterpretar mis palabras: el juego no es fácil ni tampoco especialmente difícil. Tenemos cuatro modos de dificultad en total para intentar ajustar el reto a nuestras necesidades, y aunque no alcanza los niveles de otros títulos semejantes a este sí es lo suficientemente desafiante como para pasar un buen rato.

Lluvia de balas

Extras para un rato

En caso de que la aventura principal se nos quede pequeña existe un número de extras que merece destacarse. Por un lado están las misiones opcionales: entre partida y partida podemos completar algunos objetivos secundarios que nos darán acceso al laboratorio de Nikola Tesla, donde podremos crear el infame rayo de la muerte con piezas que lograremos por misión. Es el único elemento del científico que podremos encontrar en casi todo el juego y, aunque no sirve para nada, ofrece un objetivo a modo de logros que puede extender la duración del juego en bastantes horas para aquellos considerados a sí mismos como complecionistas.

Además de esto tenemos un modo adicional de juego, el modo supervivencia. En él debemos avanzar destruyendo los enemigos que nos bloqueen el paso hasta el infinito y, al ser destruidos, mejorar nuestra nave con las monedas recogidas. Por desgracia no puedo recomendar este modo de juego: el patrón de los enemigos en constante y con pocas variables, las mejoras de la nave son bastante aburridas y no agregan ninguna emoción, y para colmo el movimiento de nuestra nave siempre se limitará a izquierda y derecha, nunca arriba y abajo. Mientras que con la aventura principal sí podemos pasar un buen rato, aconsejo evitar este extra en la medida de lo posible.

También quiero destacar su apartado musical, que sin ser excelente consigue arrancar los nervios y gritos de los jugadores durante la aventura principal. Las melodías midi se asemejan a las de otros clásicos del género y se ajustan a la duración exacta de cada fase, y aunque no recomiendo escucharlas fuera de su contexto sí que encajan a la perfección para el modo arcade. Por desgracia esto no sucede en el modo supervivencia, donde su tema musical es repetitivo y poco innovador.

Además de todo esto, si habéis probado cualquier otra versión del juego en otra plataforma que no sea Wii U, lamento deciros que en esta versión no encontraréis nada nuevo. El problema con la edición para la consola de Nintendo no es sólo que se limite a ser un port de la ya conocida para Xbox One, sino que no hay ninguna clase de extra. Ni siquiera utiliza la pantalla del gamepad de ninguna manera: esta se mantiene apagada durante toda la partida.

Jefes finales interesantes

Conclusiones

'Teslapunk' no sobresale en ningún apartado ni tampoco se esfuerza por lograrlo. Es un mero divertimento que podría encajar bien en móviles para una tarde de diversión, pero que no ofrece absolutamente nada nuevo en el género del shoot 'm up ni en su temática acerca de Nikola Tesla. No aprovecha su material de trabajo y se limita a existir, con errores graves en el diseño de su modo supervivencia y con apenas material para una hora de juego. Desde luego no es un juego terrible: pero en caso de desear tomar contacto con el género recomiendo visitar otros muchos títulos antes que este.

Versión analizada Wii U.

4,5

4,0 Jugabilidad

3,0 Gráficos

5,0 Ambientación

8,0 Dificultad

+ - El modo Arcade puede resultar entretenido - Los marcianos pueden ser divertidos - La música se ajusta de forma correcta a las fases - Dificultad ajustada y desafiante

- - No aprovecha su material histórico - El modo supervivencia es repetitivo - No hace uso del gamepad de Wii U - Una hora de duración

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.