Análisis 'Dragon Ball Fusions' para Nintendo 3DS
1
¡FUUUUUSION...KAI!

Análisis 'Dragon Ball Fusions' para Nintendo 3DS

Por Juan Pedro Prat
3DS
Categoría: Analisis
13 de Febrero 2017 | 14:00

Son muchas las franquicias que han tomado el nombre de Dragon Bal para lanzarse al mundo de los videojuegos, con más o menos acierto, pero pocas veces se han salido de la tónica del género de lucha para afrontar un universo tan rico en lo que a historia y personajes se refiere. 'Dragon Ball Fusions' es una apuesta un tanto arriesgada, aunque bebe directamente de la base de esos títulos de pelea que todos hemos jugado. El componente RPG y de aventura le dan un regusto diferente, y su estética infantil lo terminan de convertir en un juego más que divertido, aunque tiene una estructura repetitiva y de la que nos podemos cansar pronto (si no sois tan obstinado como quien firma estas líneas).

Dragon Ball Fusions

'Dragon Ball Fusions' llegó el pasado año a tierras japonesas y norteamericanas, por lo que en Europa vamos con al menos 6 meses de retraso, pero eso no nos ha impedido lanzarnos a la aventura para convertirnos en el guerrero más poderoso de todos los tiempos, que es de lo que, al fin y al cabo, se trata.

La historia: una excusa para pelear

¿Qué se necesita para reunir a los luchadores más fuertes de todos los tiempos? Pues un Torneo de Artes Marciales. Junto a las siete Bolas de Dragón, nuestro personaje y su compañero (el otro protagonista) crearán el entorno ideal para librar batallas: un mundo más allá del espacio y del tiempo en el que estarán todos los personajes habidos y por haber englobados bajo la marca Dragon Ball. Esta simplona excusa es la que vertebra una historia que no es el principal reclamo de este juego, ya que avanzaremos en forma de misiones principales cuyo desarrollo sí conforma el núcleo duro de este 'Dragon Ball Fusions'.

Dragon Ball Fusions

De esta manera, nuestro personaje y su compañero Pinich solo quieren comprobar quién es el guerrero más fuerte y le piden a Shenron que cree un Torneo donde todos los guerreros del mundo (y de cualquier época) puedan citarse y medir sus habilidades. De nuevo, todo muy conveniente para conformar el ecosistema perfecto. Los poderes de Shenron vuelven a servir de vía artificial para dar sentido a una historia, qué digo, a un juego entero.

A partir de aquí será pelear y pelear para demostrar nuestra valía, algo que no es muy diferente al resto de juegos de 'Dragon Ball'.

Misiones, aliados y energía

Estas tres palabras serán clave para poder avanzar. Para ascender hasta la cima, las reglas del Torneo nos piden conformar un grupo de cinco guerreros. Trunks y Goten serán los primeros en querer hacer piña con nosotros. A través de las misiones principales y las secundarias, así como de los combates, podremos ir reclutando compañeros para nuestro equipo, cada uno con unas habilidades diferentes y atributos a tener en cuenta de cara a poder ganar al rival.

Las misiones secundarias son tremendamente variadas, y no nos llevarán solo a ir en busca de gente con las que darnos de leches, sino que habrá que conseguir objetos, ayudar diferentes personajes e incluso jugar al escondite. Todas ellas tendrán sus recompensas y podremos obtener así atuendos, nuevos aliados y energía. El mapa, en la medida de lo posible, nos echará una mano para encontrar nuestro objetivo, ya que las misiones son muy poco explicativas en algunas ocasiones.

Dragon Ball Fusions

Esta energía es la que vamos a necesitar para seguir ascendiendo, pues el mundo creado por Shenron tiene diferentes niveles y la pista del torneo se encuentra varios pisos más arriba de donde comenzamos. Habrá un total de cinco tipos diferentes de energía, cada una representada por un color y una raza distinta. Cada barrera a eliminar dentro del juego, requerirá un puñado de energía concreto, y para obtenerla tendremos que sacar los puños a relucir. Nuestra capacidad energética inicial será insuficiente para avanzar, y para aumentarla deberemos reclutar nuevos aliados de diferentes razas de todo el universo.

Esto es lo que tendremos que hacer en varias ocasiones para llegar al nivel superior convirtiéndose nuestra odisea en una repetir y repetir lo mismo nivel tras nivel, con la salvedad de que encontraremos retos que nos sacarán de la rutina de vez en cuando.

Combates divertidos, pero repetitivos

Y no se lo vamos a negar. 'Dragon Ball Fusions' tiene una estética tremendamente original, con personajes canijos y cabezones con los que nos reiremos mucho, pues habrá de todo por ahí. También es muy divertido, ya que los combates nos llevan a enfrentarnos a todos tipo de grupos, formados por guerreros de toda la galaxia, pero sí, se hacen repetitivos después de haberlos probado varias veces.

El combate se basa en luchas de hasta cinco contra cinco en una arena bien rectangular o circular. La estrategia dentro de los combates es esencial, por lo que no nos valdrá el ir a lo bruto para ganar a nuestros oponentes. Los luchadores tendrán uno de los tres atributos disponibles en el juego: Poder, Velocidad o Técnica, los cuales forman un triángulo de fuerza y debilidad con respecto a los otros. Cuando decidamos atacar, será bueno atender a la estructura para saber a quién podremos infligir más daño.

Dragon Ball Fusions

Una línea de tiempo situada en la parte inferior de la pantalla nos indicará el orden en el que atacaremos todos, para saber cómo disponer de las habilidades y oportunidades que tenemos para devolver el daño que nos han hecho. Tras esto, habrá varias formas de herir a nuestros rivales: cuerpo a cuerpo, ráfagas ki o movimientos especiales. Los movimientos cuerpo a cuerpo desencadenan una rueda de bloqueo que funciona un poco más por suerte que por otra cosa. Deberemos intentar predecir por dónde va a llegar el golpe para reducir el impacto y que no nos saquen fuera del ring. Elegir la dirección en la que atacar es importante, porque podremos hacer rebotar a nuestros enemigos e infligir más daño aún.

Las ráfagas ki harán daño directo a su objetivo sin posibilidad de bloqueo, y también las habrá de varios tipos según el personaje. La última opción son los movimientos especiales, los cuales consumirán nuestro ki, pero infligirán más daño. Dentro de este apartado podremos encontrar una gran variedad, pues tras cada victoria podremos adquirir nuevos movimientos con diferentes efectos y beneficios para nuestros luchadores.

Aunque pueda parecer un poco complicado, el sistema de combate lo asimilaremos tras participar en un par de ellos, ya que está tremendamente bien conectado. Sabremos cómo actuar conforme avancemos en la historia y como dicen en mi pueblo "visto uno, vistos todos".

Espera un momento, ¿y las fusiones?

¡Claro amigos, este juego va de fusiones! Y las hay, no os preocupéis, ya que es el apartado más interesante y bien explotado que tiene el juego, aunque su punto débil es que no aparece todo lo temprano que debiera en el juego. Habrán pasado unas horas hasta que se nos presente oficialmente.

Dragon Ball Fusions

'Dragon Ball Fusions' nos presentara el brazalete de metamorfosis que ha creado Bulma. Con él podremos fusionar a los personajes siguiendo una serie de requisitos que se nos mostrarán en el perfil de cada personaje. La razón de que podamos reclutar a tantos personajes es porque debemos explotar la Fusión EX.

Con ella podremos unir a dos guerreros diferentes y aumentar su nivel de fuerza, energía y defensa, y además dos siempre son mejor que uno. El resultado de la fusión nos dará a un guerrero con un aspecto nuevo (algo que con lo que os encantará jugar) y cuyos nombres será un batiburrillo del de los componentes de la fusión. El nuevo guerrero compartirá los ataques de sus miembros pudiendo elegir solo tres.

Además, habrá una fusión Ultra dentro de las batallas que solo podremos desencadenar cuando el indicador de poder de nuestros luchadores esté a tope. Una vez esté disponible la acción, se podrá realizar una fusión de cinco guerreros durante un solo y devastador ataque.

Conclusiones

'Dragon Ball Fusions' es un título más que usa la excusa del torneo de artes marciales para llevarnos a pelear con todos los guerreros del universo de Akira Toriyama. Se trata de un título con aspectos muy divertidos, pero la base del juego es repetitiva y su historia es bastante floja, solo está hecha para justificar la propia existencia del juego. También hemos de reconocer que el buen sistema de combate que han elaborado en Ganbarion y que funciona tan correctamente.

6,0

7,0 Jugabilidad

6,0 Gráficos

7,0 Ambientación

6,0 Dificultad

+ Muy divertido. Incluye una gran variedad de personajes de todas las sagas de Dragon Ball así como de misiones y fusiones. Sistema de combate perfectamente construido.

- Misiones que a veces no funcionan correctamente; historia con poco fuelle y una estructura de avance repetitiva. Una vez visto un combate, todos serán iguales.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.