"Mangaxploitation" español, o cuando España quiere imitar a la Shonen Jump - Outside Zonared
MANGA ESPAÑOL

"Mangaxploitation" español, o cuando España quiere imitar a la Shonen Jump - Outside Zonared

Por Benjamín Rosa Fernández
Categoría: Reportaje
30 de Abril 2016 | 08:52

Debido a al crecimiento en el interés en el anime y manga, muchas empresas y productoras vieron en el estilo y arte japonés un enorme filón del que aprovechar para introducir sus creaciones propias simulando la "estética anime" para atraer al público. De ahí salieron series de animación y cómic como las dos series de animación de 'Avatar' (no penséis que es la película de James Cameron, sino la de animación de Nickelodeon), 'Totally Spies', 'Teen Titans', 'My Life Me' (los aficionados a los canales de crítica de animación sabrán a cual me refiero), e incluso 'Prodigiosa: Las Aventuras de Ladybug y Chat Noir' en un caso más reciente.

Si en el cine se acuñan términos como carsploitaition para definir la fiebre de películas que explotan la fiebre de los coches como la serie A Todo Gas, o el blaxploitaition con las películas con una amplia mayoría de actores negros como punto de venta y principal atractivo, podemos acuñar el términos "animexplotitation" para definir las series de animación que se intentan vender como animes pese a que su producción es occidental. No quiere decir que sean malas y algunas de ellas pueden ser buenas al usar valores de reproducción americanos con la estética propia de la industria japonesa, y ejemplo de ellos tenemos "Avatar: La Leyenda de Aang" y "Avatar: La Leyenda de Korra".

Pero hablar de cartoons que usan la estética japonesa es muy fácil y ya se ha hecho mucho, con lo que vamos a darle un toque característico que sólo una web española podría darle: hablemos del "mangaxploitaition" hecho en España. Primero porque la industria de animación española no ha dado muchos casos de "animexploitation", y segundo, porque la industria del cómic español nos puede dar muchos ejemplos de buenos artistas que saben hacer obras de calidad, pese a no tener todo el reconocimiento.

Un intento de cantera

Más de una editorial en España intentó sacar provecho del auge de artistas españoles que dibujan con altas influencias del estilo japonés, siendo el caso más notable el de Glénat/Editores de Tebeos con su línea Gaijin. De ahí salieron las obras 'Bakemono' de Xian Nu Studio; 'La canción de Ariadna' de IreneRoga; 'Dos espadas' de Kenny Ruiz; 'Himawari' de Belén Ortega y Rubén García; 'Lêttera' de Studio Kösen; 'Underdog' de Noiry y Black Velvet; 'Daemonium' de Studio Kösen; 'Sleepers' de Luis NCT, pese a su negativa de estar incluído en esta línea cuando Editores de Tebeos publicaba cómic occidental; 'Gears' de Angye Fernández y Simon Brand; y 'Good Night Mare', junto a otras pocas que se nos habrán escapado.

La idea en papel era buena: tener una cantera de creaciones propias para el público aficionado al cómic japonés que estaba manteniendo a flote la editorial. Pero una larga serie de fallos editoriales, como especializarse en obras autoconclusivas en lugar de apostar por series para tener una audiencia fiel, así como la poca variedad de género, hizo que fuese uno de los mayores factores de cara al cierre de la editorial. Incluso se atrevieron a hacer que uno de los carteles de una de las ediciones de Expomanga tuviese a los personajes de todas las series de la Línea Gaijin leyendo las obras, pero ni así supieron entrar al público.

No fue este el único caso editorial en España de "mangaxploitation", puesto que Ediciones Babylon tiene publicadas una notable cantidad de obras con fuertes influencias del estilo japonés, y lo mismo se puede decir de Nowevolution. Además, muchos dibujantes se unen a fanzines para publicar sus obras con influencias del manga, con lo que podemos encontrar una enorme variedad de ellos, algunos de buena calidad y otros con menos, como pasa siempre en esta industria.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.