Contraseña:

 

 
 
ACCIÓN BAJO EL AGUA

'Deep Black: Reloaded', disparos subacuáticos bastante simplones

Este shooter tiene como principal forma de llamar la atención el hecho de que medio juego transcurre debajo del agua, y lo mucho que han trabajado este aspecto. El problema es que han descuidado todo lo demás, en mayor o menor medida.
 
PC X360 PS3
 
'Deep Black: Reloaded' es un juego de acción en tercera persona, y como él salen cada mes unos cuantos. La razón por la que el juego de Biart Studios quería destacar del resto es por ambientar la mitad del mismo en zonas subacuáticas, y centrarse en la recreación gráfica de estas partes como pocos juegos lo han hecho. Se puede decir que, en cierto sentido, han logrado lo que buscaban: las fases que hay que recorrer debajo del agua son de lo mejor del juego, y la gráfica de las mismas es muy buena. Sin embargo, cuando tenemos que ir por tierra, la calidad baja de forma bastante evidente, y el juego pierde muchos enteros.

Historia y ambientación


Primero lo fundamental, que es el desarrollo del argumento alrededor del cual gira el juego. Al principio unas breves cinemáticas hechas con comics e imágenes in game te cuentan la historia del planeta en los últimos años, y como todo ha acabado siendo como es en el juego. Solo subtítulos, sin voz alguna, lo cual hace pensar que el juego no tiene doblaje. Sin embargo, al acabar estas escenas y empezar la historia de verdad, presentan al protagonista hablando con el personaje que nos guiará por el juego, Jack Sterling, nuestro general, todo doblado al inglés. Entonces... ¿por que no doblar también las primeras escenas?

Deep Black Reloaded en acción

Tras esa primera mala impresion, nos damos cuenta rápidamente de lo que falla: la historia surge de forma atropellada, casi sin saber por que estamos donde estamos y que estamos haciendo, cuando de repente Sterling nos informa de que la misión era solo una tapadera y que realmente tus objetivos son otros. ¡No acababamos de saber por qué estábamos ahí, y de repente nos cambian la misión! Al menos no tenemos mucho de que olvidarnos... pero es tan sólo uno de los síntomas del error de planteamiento de la historia del juego. Conforme que avanzas recibes información con cuentagotas sobre lo que tienes que hacer, pero aun así sigues para adelante. Es todo un tanto asburdo, y durante más de una conversación no es raro preguntarse: "¿Pero por que no da media vuelta y se vuelve a casa?"

No vamos a soltar spoilers en este análisis, pero hay que quedarse con este concepto: toda la trama argumental se intenta resumir a si misma en pocas frases clave, dejando muy poco en claro, muchos cabos sueltos y huecos, y a la hora de llevar a cabo la narración los chicos de BiArt no han puesto ni de lejos el empeño que han realizado a la hora de plasmar los efectos visuales acuáticos.

Gráficos


La verdad es que todo aquello relacionado con el agua tiene mucho mérito: la mayoría de los juegos la tratan de forma muy superficial, como si no fuera más que una molestia que subsanar. Sin embargo, es cierto que trabajar bien en la dinámica de fluidos tridimensional es prácticamente un arte, y en este aspecto en BiArt se lo han trabajado mucho: tanto el movimiento del personaje nadando normal o con el turbo, como los combates y disparos subacuáticos son un deleite visual. El problema es que eso no es lo único que debemos evaluar del juego, y hay un fallo muy evidente: al salir del agua se pierde el encanto, y todo se convierte en mediocridad.

Deep Black Reloaded en acción

Las animaciones del personaje no están mal (aunque el traje sea un, ejem, "claro homenaje", ejem, a juegos como 'mass effect' o 'dead space') a la hora de moverse o disparar, pero al dar una voltereta, que es el movimiento estandar de la barra espaciadora, el personaje se tira al suelo de cabeza, haciendo un movimiento un poco absurdo. De la misma forma, tanto al morir el personaje principal como los enemigos lo que queda es un cadaver con una postura ilógica que ningún cuerpo humano podría poner sin romperse todos los huesos del cuerpo.

El juego tiene glitches y fallos menores, tanto en las secuencias de vídeo generadas con el motor del juego como mientras jugamos, pero no molestan demasiado. Los decorados no están mal recreados, pero su diseño es un absurdo. Pasillos y pasillos que no dan forma a ninguna estructura precisa, ni a un laboratorio ni a unas instalaciones ni nada: el juego es un gran pasillo que nunca se acaba, pero que si se viera desde arriba, probablemente conformaría algún tipo de figura absurda. Es un fallo bastante grande, por que en otros juegos pasilleros como 'FEAR', si bien vamos en linea recta por (por ejemplo) un hospital, te da la impresión de que no es un pasillo infinito, sino que hay una estructura lógica y un mapa creado a propósito para ello. No es el caso de este juego, y eso desanima mucho.

Sonido


La banda sonora no está mal, pero pasa bastante desapercibida, sin pena ni gloria. En algunos momentos puntuales da buenas impresiones, pero la mayor parte del tiempo ni te das cuenta de que hay música a tu alrededor (cuando la hay). Los disparos son mediocres, y un fallo muy grande es la carencia total de sonido al recoger un cargador. Eso hace que pases por encima de un cadaver una y otra vez por si la primera no recogiste algo, y desconcierta al jugador. Dicho así parece una tontería, pero la verdad es que se nota bastante a la hora de jugar.

Deep Black Reloaded en acción

El doblaje no es impresionante, aunque eso se debe más bien al mal planteamiento del guión y los diálogos que a las voces, que hacen lo que buenamente pueden. Pero algunas conversaciones son ilógicas o absurdas, y otras redundantes, y al final da la impresión de que no era necesario doblar el juego si todo lo que tenían que decir era eso. Otro fallo son las voces de los enemigos, que a veces gritan "¡Granada!" sin que ni ellos ni el personaje hayan lanzado ninguna, o gritan "¡Recargando!" mientras siguen y continúan disparando.

Por eso todo lo que se puede decir sobre el apartado sonoro del juego es que cumple pero no sobresale y tiene fallos, nada que condene la experiencia de juego pero sí que le quita algunos puntos.

Jugabilidad


El personaje se maneja sin problemas, quitando algún que otro glitch que nos atrapa entre cajas o paredes, pero son muy puntuales y se dan en prácticamente todos los juegos. La respuesta a los controles es precisa y rápida, y dan una experiencia de juego fluida a la par que práctica. El problema en este aspecto es que el juego es bastante repetitivo: camina hacia delante y mata a los enemigos, ocasionalmente consiguiendo algún arma nueva, a veces por encima de la superficie del agua, a veces debajo, y en contadas ocasiones activando interruptores, pero el juego no tiene más.

No subes de nivel, no mejoras tus armas, no desarrollas el personaje y eso impide que sientas emociones relacionadas con el mismo. Avanzar y disparar es divertido, sobre todo en las fases subacuáticas, pero la falta de profundidad tanto en los controles como en el personaje no invita a continuar jugando pasada la novedad inicial.

Deep Black Reloaded en acción

Por otro lado, la IA enemiga es muy simplona: vienen desde adelante, se parapetan y disparan, a veces lanzando granadas, pero eso es todo lo que hacen. No intentan rodearte (aunque viendo que todo son pasillos lo tendrían muy dificil), ni hacen estrategias de movimiento para acabar contigo.

Otro fallo (o mala decisión de diseño) es que los enemigos que atacan únicamente a melee te tiene que golpear varias veces para acabar contigo, mientras que un soldado con arma a distancia que te pilla cuerpo a cuerpo te mata de un solo golpe. El combate cuerpo a cuerpo, por cierto, consiste en acercarte al enemigo y pulsar la tecla F, mirar una animación y pasar al siguiente. El problema es que mientras que dura la animación (unos 5-10 segundos) eres completamente vulnerable a los ataques del resto de rivales, por lo que combatir a melee en cuanto hay más de un rival es un suicidio.

Conclusión


No hay grandes alicientes a la hora de pasarse el juego: si la historia no llama la atención y el gameplay es repetitivo, el único motivo para jugar al juego es ver la física del agua, y eso en un tráiler se puede apreciar. Aun así, no hay que ser tan exigente: el juego es divertido, y las aproximadamente 8 horas que dura el mismo no dan tiempo a que realmente uno se canse hasta apagarlo, a menos que tenga poca paciencia.

Deep Black Reloaded en acción

El problema es que, pese a no ser un mal juego "per se", es simplemente mediocre en todos los aspectos excepto en el apartado gráfico de simulación de dinámica de fluidos, lo cual no es un aliciente lo suficientemente fuerte como para recomendar el juego al público. Aun así, para aquellos que simplemente quieran entretenerse un par de tardes y disparar, puede ser una opción viable.

Aunque no vaya a ser el "Game of The Year", es una opción válida para todos aquellos cuya única pretensión sea pasar un par de tardes entretenidas con un juego arcade que no va a sorprender más allá de los 5 primeros minutos, pero que tampoco tiene una calidad deplorable.
+ La recreación gráfica del agua, de 10. El diseño del protagonista. El garfio y la acción subacuatica.
- La gráfica en todo lo no relacionado con el agua es bastante mediocre. Lo mal narrada que está la historia. La IA enemiga.
 
6,0
 

6,0 Jugabilidad

7,0 Gráficos

6,0 Ambientación

6,0 Dificultad

Andrés García Carabantes  14/03/2012
Comentarios
Tienes que estar conectado para comentar. Para ello regístrate o conéctate.