'El Ministerio del Tiempo' 3x05 crítica: no caben más genios de la literatura en pantalla
2 4
MDT

'El Ministerio del Tiempo' 3x05 crítica: no caben más genios de la literatura en pantalla

Por Sara Menéndez Espina
Categoría: Avance
30 de June 2017 | 11:24

Si hay algo que me llena de alegría en 'El Ministerio del Tiempo' es volver a esos siglos que siempre llamaba en la escuela "los que confundo unos reyes con otros". Más que el propio siglo XX. No sé si porque me encanta la oportunidad de traer de nuevo a mi memoria a personajes como el Duque de Lerma, conocer la vida de esa época tan característica, o porque, a quién quiero engañar, ¡ha vuelto Lope de Vega!

El Ministerio del Tiempo

Efectivamente, en el episodio 3x05 de 'El Ministerio del Tiempo' volvemos al Siglo de Oro, y en esta ocasión acudimos a ser testigos de una lucha "encarnizada" entre Lope de Vega y Miguel de Cervantes. Ambos se pelean por que se representen sus obras en Valladolid, nueva corte de la realeza española, pero sobre todo quieren conocer de manera exclusiva a su alter ego en Inglaterra, Guillermo Shakespeare, pronunciado como suena, ¿eh? Todo en un contexto en el que España e Inglaterra firman la paz tras 20 años de guerra, y es que la misión de nuestra patrulla del Ministerio es conseguir que ese tratado sea firmado, ya que hay alguien que intenta asesinar al portavoz inglés.

Actores y actrices invitados que nos encantan

En este viaje de Amelia, Alonso y Pacino a 1605 nos topamos con caras reconocibles de otras series de TVE y que me han alegrado mucho el capítulo. Por un lado, Elena Rivero, de 'Cuéntame', haciendo de la reina Margarita de Austria, un personaje verdaderamente interesante por su rostro siempre serio y frío, pero que lleva dentro de sí el tormento de ser una mujer encerrada en una jaula de cristal. ¿El causante? No el rey, sino el Duque de Lerma, el especulador y manipulador, más conocido como valido, del rey Felipe III. Como Duque tenemos a Fernando Guillén Cuervo, que no se encuentra en escena con su hermana Cayetana y es extraño para una serie como 'El Ministerio del Tiempo' donde se hacen constantes referencias a la vida real (me imagino a Irene viendo una ilustración de él y diciendo que le suena su cara, o algo así). Por último, el rey Felipe III es Federico Aguado, que para los que fuimos fervientes espectadores de 'Amar en Tiempos Revueltos', le conocimos como Bonilla, y su carisma se desparrama por toda la pantalla.

El Ministerio del Tiempo

Fuera de la misión concreta en el siglo XVII, Irene y Ernesto tienen que ir a la sede del Ministerio de 1982 tras la pista de Marta, a la cual Pacino dejó escapar capítulos atrás. Allí se encuentran con la secretaria de esa época, con la que Irene nos ofrece un breve BOOM de escena pre-sexo, que nos ha encantado que esté en esta semana del Orgullo, y es que por algo Cayetana Guillén Cuervo ha sido una de las pregoneras de la fiesta, por regalarnos a su personaje lesbiana cada semana.

En el presente las cosas no están mejor

También es merecido comentar la época actual, donde Lola Mendieta joven sigue esperando a que Salvador le encargue alguna misión. Pero ella es una mujer resuelta y que nunca puede estar quieta, así que, si bien en capítulos anteriores estuvo ayudando en la sombra a resolver casos, ahora ha violado la confianza de sus superiores. Parece que ha robado unas pinturas originales, a las que accedió por medio de los archivos del Ministerio, y se marcha hacia otra época. ¿Está Lola siendo la de siempre? ¿Tendrá una explicación? ¿Rectificará? No sabemos, pero si hay algo que está claro es que el personaje de Lola siempre ha sido muy interesante, porque ha hecho de las suyas pero nunca se anda con rodeos, y siempre fue de frente, hasta para admitir lo que hacía mal. Y ahora no es para menos, y Macarena García sabe cómo encajar perfectamente en el papel de Lola, su personalidad.

El Ministerio del Tiempo

En el presente, también Alonso tiene sus problemas. Es un hombre del siglo XV intentando acomodarse a las decisiones de su pareja, como el hecho de que quiera tomar anticonceptivos sin preguntarle porque es su cuerpo, respetar que no quiera tener hijos, e incluso que ella es libre y autónoma. Algo que en el siglo XXI todavía cuesta aceptar. Su relación ha terminado, porque notan que no encajan, y no sabemos si en el futuro se resolverá.

En el próximo capítulo...

La semana que viene veremos, por primera vez, la época de Amelia. Sin duda, será un episodio doloroso para ella, que cuando vuelve a su casa tras las misiones, sufre silenciosamente por su vida, su familia, su futuro. Viaja por todas las épocas, pero en la suya es presa de la decepción que supone dedicarse al conocimiento antes que al matrimonio o los hijos. También ve y reflexiona sobre su futuro, y le causa un gran dolor. Pero tampoco es algo sobre lo que se profundice mucho, y parece que iremos poco a poco descubriéndolo, pero no hay nada que nos gustaría más que encuentre ese sosiego que busca. A lo largo de la temporada, también tendrán que buscar por qué la sociedad de El Ángel Exterminador andan boicoteando la historia.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.