RETRO 'Micro Machines', recordamos la fiebre por estos cochecitos que llegó a las consolas de la mano de Codemasters
4
MICRO DIVERSIÓN

RETRO 'Micro Machines', recordamos la fiebre por estos cochecitos que llegó a las consolas de la mano de Codemasters

Por Alberto Carmona
PC
Categoría: Analisis
15 de March 2015 | 19:05

Puede que al pensar en Codemasters hoy en día nos venga a la mente una compañía respetable y formal, pero en sus comienzos era una desarrolladora bastante gamberra que no dudó en subírsele a las barbas a gigantes como Nintendo y Sega a fin de sacar adelante sus productos, llegando a saltarse sus normas si era necesario. En estos años locos tuvieron la acertada idea de conseguir la licencia de los exitosos "Micro Machines", unos vehículos en miniatura que eran la sensación entre los niños de la época. Codemaster supo ver el potencial que tenían para un juego, y así nos llegó el título que nos ocupa.

¡Pura competición en la palma de la mano!

Cae la tarde, tú y tus amigos habéis quedado en el parque al salir del colegio. Todos portáis pequeñas riñoneras y cajitas misteriosas. Pronto os echáis todos al suelo y de estos contenedores empiezan a brotar diminutos vehículos de todo tipo; coches, aviones, barcos, e incluso tanques. ¡Son los Micro Machines! La sensación del momento, os habéis pasado semanas coleccionándolos y os morís de ganas por enseñarles los nuevos a vuestros amigos. ¡Pero también de ganas por ponerlos a correr! Cualquier escenario sirve; el jardín, la mesa de la cocina, la del billar de los recreativos, e incluso la bañera. Algunos simplemente los ponen a correr por diversión, otros compiten y se apuestan sus coches. ¡El que llegue antes al final de la rampa gana! Al día siguiente llegará el momento de contar en el patio del colegio las peripecias de la tarde anterior y mostrar tus nuevos coches. ¡Pero cuidado que no te los quite el profesor o el matón de clase! Sin embargo eso ya no será un problema, pues lo mejor está apunto de llegar. ¡Los Micro Machines acaban de invadir tú consola favorita! Ya no tendrás que despellejarte las rodillas en el parque esquivando cacas de perro, ahora la competición se lleva al televisor. ¡Genial! Eso si, juegues como juegues, nunca debes olvidar la regla número uno: ¡Si no son Micro Machines, no son los auténticos!

Micro Machines MD 01

No fueron pocas las compañías que se rebelaron contra el sistema de protección de la NES de Nintendo que impedía publicar en ella juegos sin licencia, una de estas compañías fue nada menos que Codemasters, que de la mano de otra empresa llamada Camerica, desarrolló un peculiar sistema consistente en una especie de cartucho adaptador que contenía un chip capaz de volver loco el sistema de protección de Nintendo, y saltarse así el bloqueo. Este chip era caro de producir, y por eso se vendía en forma de adaptador al que después irían conectados los diferentes cartuchos.

Micro Machines NES 01

Este singular aparato fue llamado "Aladdin Deck Enhacer", pero su complejidad para el usuario acabó rápido con su vida, por lo que solamente siete juegos llegaron a NES mediante este sistema. Uno de estos juegos era 'Micro Machines', título lanzado un año antes en un cartucho más convencional, aunque igualmente sin licencia de Nintendo. Y gracias al cielo que se siguió produciendo de la forma convencional, de lo contrario puede que esta venerable saga hubiera muerto en sus primeros pasos.

Micro Machines MS 01

Por suerte el juego cosechó bastante éxito gracias a la popularidad de estos cochecitos, por lo que después llegaría a numerosos sistemas más, concretamente: Mega Drive/Genesis, Master System, Game Gear, Philips CD-I, Amiga, MS DOS, Game Boy, y Super Nintendo. Estas dos últimas convertidas por Ocean en lugar de la propia Codemasters, pero manteniéndose totalmente fieles al original. Se nota que ambas empresas eran británicas e hicieron buenas migas.

En estos otros sistemas se lanzaron ya si con licencia, lo que ayudó a evitar la clandestinidad y aumentó la fama del juego. No obstante Codemasters aun se las tendría con Sega en el futuro tratando de hacer al serie compatible para hasta cuatro jugadores sin usar el adaptador de mandos de Sega. Esta curiosa anécdota ya os la contamos en nuestro análisis de 'Super Skidmarks', por si queréis echarle un vistazo. Para quien no lo sepa, 'Super Skidmarks' es básicamente un "hermano" de 'Micro Machines', de ahí su relación.

"Mega Game"

La prensa se deshizo en elogios a 'Micro Machines', e incluso se ponían las notas de las revistas del momento en las propias portadas de los juegos, para que a todo el mundo le quedase bien claro lo guays que eran. Las versiones para las consolas de Sega venían en cartuchos especiales fabricados por la propia Codemasters, después de que Accolade ganase su batalla legal con Sega para que se permitiese a las third parties fabricar sus propios cartuchos en vez de tenérselos que comprar a Sega. Esto dio lugar a curiosidades como que las versiones de Master System y Game Gear fuesen de los poquísimos juegos de estas consolas en venir en cartuchos que no tenían la forma habitual.

Micro Machines GG 01

La mecánica de juego era sencilla pero muy divertida, las carreras se presenciaban desde arriba, manejando el vehiculo según hacía donde estuviese mirando, sin importar la posición que tuviera con respecto a la cámara. Para que os hagáis una idea, se controlaba de forma parecida a los primeros 'Resident Evil', por extraño que esto pueda sonar. Al principio se hacía complicado acostumbrarse, pero era un sistema que ya habían usado antes otros juegos similares, por lo que tampoco era algo extraño.

Micro Machines MD 03

Solamente disponíamos de dos botones de acción, uno para acelerar, y otro para frenar y dar marcha atrás. No obstante los tanques también ofrecían la posibilidad de disparar, convirtiéndose así en los vehículos más divertidos. Maniobrar por los curiosos circuitos no era sencillo, pues toda clase de obstáculos bordeaban la pista, o incluso la invadían haciéndonos salirnos del trazado para evitarlos. También había que estar atento a los "fosos", pues podíamos perder mucho tiempo si caíamos por ellos.

Micro Machines MS 02

El juego ofrecía dos modos diferentes, la opción "Head to head" para echar una carrera rápida ya fuese contra un rival manejado por la CPU, o por otro jugador. Y el modo "Challenge". El primero de estos modios consistía en dejar atrás al oponente para que fuese "engullido" por la pantalla, así sumábamos un punto en nuestro marcador. El jugador que antes pusiera todo el marcador de su color, ganaba.

El modo "Challenge" nos proponía derrotar uno tras otro a todos los personajes del juego, excepto el que habíamos escogido, claro. Además estos personajes lucían aspectos simpáticos, que ayudaban a darle personalidad al juego. Estas carreras acogían a cuatro vehículos, y aquí la pantalla no se tragaba a nadie. El que antes llegase a la meta en tres vueltas, ganaba. Si quedábamos primero o segundo, seguíamos, si no perdíamos una vida.

Diversidad y diversión

En ocasiones podíamos afrontar un reto especial que nos permitía ganar vidas, este reto consistía en dar una vuelta a un circuito único de una dificultad bastante elevada antes de que se acabase el tiempo. No era nada fácil de conseguir, pero todas las vidas que consiguiéramos nos vendrían muy bien cuando la dificultad de las carreras normales fuese disparándose. Llegar a completar este modo era verdaderamente difícil, además de ofrecer una duración más que notable.

Micro Machines GB 01

Lamentablemente este primer 'Micro Machines' no permitía correr a más de dos jugadores, algo que si harían sus sucesores. No obstante si que había una versión del juego que permitía jugar a cuatro, y esa era la de Super Nintendo. Siempre que tuviéramos un adaptador para varios mandos y mandos suficientes, claro. Esta pequeña diferencia ya era suficiente para encumbrar a la versión de Super Nintendo como la mejor de todas, pues la diversión aumentaba proporcionalmente en base al número de jugadores.

Micro Machines SNES 01

La adaptación para consolas de Sega mejoró notablemente el original de NES en gráficos, tanto en Mega Drive (lógicamente), como en Master System y Game Gear. Estas dos últimas versiones son prácticamente iguales, salvo que el modo multijugador en la consola de sobremesa se jugaba con dos mandos, mientras que en Game Gear jugábamos agarrando la consola un jugador por cada extremo. El coche aceleraba solo, y uno lo guiaba con el pad direccional, mientras que el otro giraba a izquierda y derecha con los dos botones 1 y 2. Este sistema se usaría en entregas posteriores de la saga para llegar a ofrecer hasta ocho jugadores simultáneos en consolas de 16 bits, a base de compartir el mando.

Micro Machines GG 02

La versión para Game Boy se jugaba tan bien como otras, sin embargo la ausencia de color complicaba un poco la visualización del vehiculo sobre la pista. Además la única forma de distinguir nuestro coche de los otros, era que el nuestro se mostraba un poco más oscuro. Por suerte años más tarde nos llegaría 'Micro Machines 1 & 2 Twin Turbo', una reedición "coloreada" para Game Boy Color hecha por la propia Codemasters (recordad que el original de Game Boy era de Ocean) y que incluía tanto este juego, como su segunda parte.

Las versiones de Amiga y Super Nintendo lucían mejores gráficos que las demás, sin embargo la palma se la llevaba la adaptación para Philips CD-I. Esta versión ofrecía mejores gráficos que ninguna, además con bastante diferencia. Para colmo añadía pequeños videos CG de introducción antes de cada carrera y una banda sonora muy animada en calidad CD. De haber ofrecido también el modo para cuatro jugadores del de Super Nintendo, podríamos decir sin duda que estábamos ante la mejor versión de todas. Pero es que poder jugar a cuatro pesa mucho, por lo que nosotros os recomendamos la versión para los 16 bits de Nintendo. Por último también llegó a MS DOS, con una conversión directa de la de Mega Drive, solo que con mayor resolución.

No todo va sobre ruedas

En cuanto al sonido, es probablemente el punto más flojo del juego (excepto en CD-I), ya que apenas hay temas musicales y los que hay tampoco destacan especialmente. Los efectos de sonido no van mucho más allá del sonido de los motores y las colisiones, además dependiendo de la versión pueden sonar un tanto extraño e incluso resultar algo molestos. Es algo que queda eclipsado por el resto de buenos apartados del juego, así que tampoco hace falta tenérselo muy en cuenta.

Micro Machines MD 04

Es una pena que no incluya más modos de juego, algo que corregirían sus sucesores, pero para una primera entrega tampoco nos podemos quejar. El juego va sobrado de duración (principalmente por su dificultad), y además es muy rejugable. Quizá la omisión más notable sea la falta de un modo contrarreloj libre que nos permita luchar contra el tiempo y mejorar nuestra técnica. Lo demás se le puede perdonar.

Micro Machines Amiga 01

El legado de esta serie se extendería durante generaciones hasta hace bien poco. Y ya que hablamos de esto, conviene recordar que a pesar de lo que se asegura en algunos sitios, el 'Micro Machines' que salió para Game Cube y PlayStation 2 no es un remake de este juego, de hecho ni siquiera es de Codemasters. Para jugar a la última entrega de esta saga debemos buscar otro título, concretamente uno llamado 'Toybox Turbos', que llegó hace unos meses de forma digital a Steam, 360, y PS3, de la mano de la propia Codemasters, aunque sin la licencia original de estos simpáticos vehículos.

Micro Machines CD-I 01

Codemasters tiene la mala costumbre de no reeditar sus juegos, por lo que no os molestéis en buscar 'Micro Machines' en Consola Virtual y similares, una lástima. Por suerte los juegos originales no están especialmente valorados, así que podéis haceros con ellos por poco dinero. Eso o recurrir a la emulación, que es una opción muy viable cuando la propia compañía que hizo estos juegos no se acuerda ya de ellos para reeditarlos. Claro que parece que conseguir la licencia de los Micro Machines ya no es tan fácil como antes...

Un juego altamente divertido que aunque se vio superado por sus secuelas, marcó el camino a seguir y dio bastante fama a Codemasters, permitiéndoles así evolucionar generación tras generación hasta nuestros días. Si queréis saber de donde viene la pasión de esta veterana compañía británica por los juegos de coches, aquí tenéis su origen. Un autentico imprescindible en cualquiera de los sistemas para los que está disponible.

+ Muy divertido y colorido. Fue el principio de una saga que marcó a muchos jugadores. El carisma de los Micro Machines.

- Solamente la versión de Super Nintendo permite jugar a más de dos jugadores. Anda algo falto de modos de juego y opciones.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.