Análisis de '¡Has sido tú!' para PS4
2
PLAYLINK

Análisis de '¡Has sido tú!' para PS4

Por Daniel G. Astarloa
PS4
Categoría: Analisis
10 de July 2017 | 13:21

La experiencia del juego de sofá es una que se ha ido perdiendo en el tiempo. Con la llegada de los juegos online y otras formas de entretenimiento se ha olvidado en gran medida lo que es sentarse cuatro amigos frente a la televisión y echar unas risas por los accidentes y cutreces que puedan surgir. Algunas compañías todavía intentan mantener vivo este subgénero, pero no es el caso habitual. Eso podría cambiar ahora con PlayLink y su primera propuesta jugable, '¡Has sido tú!'.

Desde hace tiempo que a Sony se le reclama el regreso de esta clase de divertimentos, por lo que el proyecto PlayLink llega como una respuesta fuerte a esas peticiones. La idea es básica: crear juegos que sólo se centren en reunir a unos cuantos amigos y sirvan de pasatiempo en fiestas o reuniones para echar unas risas. Absolutamente nada más. La mejor manera de estrenar esta clase de juegos ha sido con uno de los más simples pero quizás efectivos: con una ronda de preguntas y pruebas.

Volver al pasado

Cuantos más mejor

Lo primero que deberíamos comprender es qué es PlayLink, toda una prometedora apuesta por parte de Sony. Se trata de un sistema que permite jugar en compañía a ciertos juegos de PS4 con el uso de los teléfonos móviles de marca Apple y Android. Si están conectados a la misma red WiFi podrán unirse a la partida hecha en la videoconsola, y controlar sus decisiones, movimientos y otras tantas cosas desde el propio dispositivo. Se deja de lado el mando de la videoconsola para centrar la experiencia en aquello que todos tienen... Siempre que no sea un Windows Phone.

La propuesta de '¡Has sido tú!' se divide en dos categorías de juego. Comenzaremos hablando de la más importante, la categoría que involucra al mayor número de jugadores. Ni más ni menos que de tres a seis personas tendrán que sentarse cerca unos de otros y coger sus teléfonos móviles, sacarse una foto y prepararse para contestar a todo un torrente de preguntas de toda clase en las que lo principal será dar nuestra opinión sobre quién sería el más indicado para una situación propuesta, o sobre qué haría cierta persona del grupo en ciertas situaciones.

Esta es la mejor parte del juego, ya que saca a la luz su punto fuerte: la interacción entre personas. Saber lo que los demás opinan de nosotros siempre es divertido en una situación relajada y cómica, y la forma de presentar algunas de estas cuestiones sacará más de una carcajada en las debidas circunstancias. Siempre es divertido ver cómo dos cepillos de dientes se lo montan para dar sugerencias de cómo se liaría una persona con otra sin ser explícitos.

Lugares extraños

Pruebas diferentes

Además de todo este torrente de preguntas también existen algunos desafíos y pruebas relacionados con dibujar, sacarse fotos a uno mismo o el compañero e intentar imitar fotografías propuestas por el juego. Por desgracia estas secciones no funcionan igual de bien que las anteriores, ya que se hacen algo pesadas y restan tiempo para las mejores partes.

Esto es especialmente notorio en la última prueba del juego en el modo de tres a seis jugadores, en la que se nos promete una gran prueba muy divertida que, desgraciadamente, hace aguas y se queda a medias. Consiste en dibujar por encima del mismo dibujo, y cuando más personas se reúnen, más tendencia al desastre hay. No es divertido, sino aburrido y de relleno, y por desgracia no se encuentra a la altura con el resto de opciones de juego porque olvida que lo importante es la interacción directa entre jugadores, que estos se diviertan con saber lo que los demás dirán de él para bien y para mal.

Dejando este punto negativo de lado, hay algo muy interesante para la partida que puede dar mucho jugo de sí: los jugadores tienen la opción de agregar sus propias preguntas personalizadas a cada una de las temáticas del juego, lo que puede dar muchísimo de sí. No es que las preguntas originales sean malas, pero las locuras que puede dar un grupo de amigos al conocerse mejor entre ellos es algo único y muy especial, algo íntimo a la par que divertido.

La amistad es la clave

La amistad es la clave

Este modo de juego de grupos grandes puede ser la experiencia central de juego, pero para aquellos que tengan pocos amigos existe la opción de jugar sólo dos personas, lo que entra en otro modo de juego diferente al anterior. El objetivo sigue siendo presentar preguntas grupales y pruebas de dibujo e imitación, pero en vez de competir el juego busca que se esté de acuerdo en cada pregunta para reunir una máxima cantidad de puntos posible y analizarnos así como pareja de lo bien que nos conocemos.

No hay mucho de lo que protestar en este modo de juego ya que es algo que al menos se ha añadido para los jugadores, pero lo cierto es que no acierta y puede llegar a ser muy aburrido entre sólo dos personas. No es un modo que recomiende jugar de forma especial, y de hecho tampoco lo haría con sólo tres jugadores, animando a todos a que primero intentaseis reunir de cuatro a seis personas. El juego adquiere todo un nuevo atractivo cuanta más gente se es.

Pero también existe un problema si llegamos a las seis personas, y es que el número de temáticas y pruebas dependerá de cuántos jugadores haya a la vez. Esto significa que habrá más pruebas cuantos más os reunáis, y que el juego se alarga quizás demasiado si sois un grupo grande. Tras una partida tampoco entran ganas de volver a echar otra con semejante duración, pero siempre existe la opción de volver en el futuro otro día. De hecho, hay suficientes preguntas y pruebas como para echar una partida o dos cada vez que os reunáis un grupo de amigos y tengáis un hueco libre, pero no aconsejo tener esto como la idea principal por la que quedar en primer lugar.

Todo lo que necesitas está aquí

Conclusiones

La primera entrada en los juegos de PlayLink es correcta y puede ser entretenida para alguna tarde en la que necesitemos rellenar el tiempo de alguna manera. La idea de que los jugadores puedan unirse con sólo el móvil y la debida aplicación es una fantástica que puede dar muchísimo de sí para el público menos exigente con los videojuegos, y sacar la PS4 en una fiesta pueden tener todo un nuevo significado de esta manera.

A esto hay que sumar un doblaje divertido aunque a veces fuera de lugar con ciertos comentarios que intentan encajar entre el público más gamberro y joven. No es culpa de la voz, sino de un guión que tanto acierta a veces como falla en otras tantas y que debería intentar ser más natural en vez de forzar ciertas bromas en debidas situaciones que provocan más un silencio incómodo que una explosión de carcajadas.

'¡Has sido tú!' cumple con lo que busca pero apenas aprobando y conformándose con sus objetivos básicos. No es un título revolucionario ni tampoco quiere serlo. Se trata simplemente de la forma que tiene para matar el aburrimiento una tarde de fin de semana en la que unos buenos amigos se han reunido para reírse un poco y comer palomitas. No se gana nada por experimentarlo, pero tampoco se pierde por no hacerlo.

+ - Buen entretenimiento. - Gran accesibilidad con la tecnología PlayLink.

- - Juego de dos jugadores algo desacertado. - Partidas en ocasiones demasiado largas.

 
COMENTARIOS
Puedes registrarte y conectarte, o comentar rellenando los campos a continuación.